Público
Público

Micheletti dejará el poder temporalmente en Honduras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, confirmó el viernes que se ausentará temporalmente del poder para permitir que el país se concentre en el proceso electoral, una decisión que había sido alabada por el Gobierno de Estados Unidos.

Micheletti, quien tomó el poder tras un golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya en junio, había anunciado el jueves que estaba considerando separarse del cargo entre el 25 de noviembre y el 2 de diciembre, para dejar que los hondureños se centraran en los comicios del 29 de noviembre.

El viernes confirmó, tras una reunión con grupos que apoyan a su Gobierno, que se retirará del poder temporalmente.

"Retornaremos el 2 de diciembre, estaremos moviéndonos de aquí de la (casa) presidencial el 25 de noviembre a las 12 de la noche", dijo a una televisora local. "Es una ausencia temporal para darle espacio al nuevo presidente de Honduras, a los candidatos, para que vayan a las elecciones".

el mayor socio comercial de Honduras - había alabado el viernes la propuesta de Micheletti y le urgió a formalizarla.

La campaña electoral en el país centroamericano, uno de los más pobres del continente, se ha visto ensombrecida por las consecuencias políticas del golpe, que fue condenado por los líderes de América Latina.

refugiado desde septiembre en la embajada de Brasil en Tegucigalpa - afirma que son ilegales y que las impugnará.

SIGUE APOYO AL ACUERDO

Wood dijo que Washington sigue creyendo que la mejor manera de resolver la crisis es mediante un acuerdo que fue alcanzado por las partes a fines de octubre, pero que se fue rápidamente a pique al fallar en la conformación de un gobierno de unidad.

"Si vamos a abordar el tema de la restauración de la democracia, si vamos a tratar el asunto de la reconciliación, la mejor manera de hacerlo es avanzar en la implementación del acuerdo", dijo Wood.

Zelaya se ha negado a regresar a la presidencia de la nación productora de café y de textiles bajo las condiciones de cualquier acuerdo negociado, argumentando que eso legitimaría el golpe de Estado y las elecciones presidenciales.

Presidentes latinoamericanos han pedido la inmediata restauración de Zelaya y han amenazado con desconocer los resultados de las elecciones. Pero Estados Unidos parece haber suavizado su posición al decir recientemente que el reconocimiento de la elección presidencial no estaba supeditado al retorno del depuesto gobernante.

"Las elecciones del 29 de noviembre van a ocurrir, van a ser un hecho real (...) nosotros le deseamos buena suerte a Honduras y al pueblo hondureño en ese día, y lo que pedimos es que se haga todo en paz", dijo a Reuters el embajador de Estados Unidos en Honduras, Hugo Llorens.