Público
Público

Michelle Obama busca dar un nuevo toque a la comida escolar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, se alió el viernes con varios cocineros profesionales para ayudar a combatir la epidemia de obesidad infantil en su país y hacer comidas escolares más nutritivas y económicas.

"Cada uno de ustedes tiene mucho que ofrecer cuando se trata de ayudar a que nuestros niños tomen opciones sanas", dijo la primera dama en la Casa Blanca a más de 500 chefs vestidos con uniformes y gorras blancas.

"Ustedes saben más de comida que nadie, excepto las abuelas, y tienen la visión y el entusiasmo para igualar ese conocimiento", agregó Obama, que lidera la campaña del Gobierno para combatir la obesidad infantil que actualmente afecta a uno de cada tres niños estadounidenses.

El evento en la Casa Blanca incluyó a celebridades de la cocina como Rachael Ray, Tom Colicchio y Cat Cora, y también a propietarios de restaurantes locales como José Andrés y Todd Gray.

La primera dama instó al Congreso a aprobar más fondos para ayudar a las escuelas a que puedan ofrecer comidas más nutritivas.

El Gobierno ha pedido 10.000 millones de dólares (8.206 millones de euros) para mejorar los programas de nutrición infantil durante los próximos 10 años.

El Congreso está considerando invertir 4.500 millones de dólares en las comidas escolares y en la introducción de nuevas normas en todos los alimentos de las escuelas, tanto los que se sirven en cafeterías como los de las máquinas expendedoras.

"Es importante que conservemos el ímpetu actual y que se apruebe el proyecto este año", dijo Michelle Obama sobre la iniciativa.

Además de bajar los índices de obesidad, el Gobierno espera recortar los gastos médicos, que alcanzaron los 150.000 millones de dólares el año pasado sólo en enfermedades relacionadas con la obesidad.

La primera dama, que explicó que cuando era una niña su madre cocinaba tanto el brócoli que le era difícil de digerir, señaló que si los niños supieran que los alimentos pueden ser apetitosos y sanos podrían tener más opciones.

Cerca de 990 cocineros fueron contratados para el programa, y Obama prevé triplicar ese número. Los chefs apadrinan escuelas de todo el país para ayudar a los estudiantes, a sus padres y a los cocineros de esas escuelas a aprender cómo hacer comidas más nutritivas y económicas.