Público
Público

Microsoft cancela la producción de sus móviles Kin

Menos de tres meses ha durado la aventura de los de Windows en el campo de la fabricación de teléfonos móviles. "Ahora estamos centrados en Windows Phone 7"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No pudo ser. Sólo dos meses después de presentarlos a bombo y platillo, KIN, la gran apuesta de Microsoft en el terreno de la telefonía móvil desaparece del mercado y ni siquiera ha dado tiempo a que llegara a las tiendas europeas.

Kin One y Kin Two, los móviles que Microsoft presentó en San Francisco a mediados de abril, ya son historia. La compañía de Windows dejará de producir estos dispositivos que estaban dirigidos a los clientes más jóvenes, al estar centrados en aplicaciones de redes sociales y mensajería. La aventura que iniciaban los de Redmond en el campo de la telefonía móvil, al alejarse del mercado profesional y apostar por los más jóvenes ha terminado prácticamente antes de empezar.

En un escueto comunicado, la compañía informa de que han tomado la decisión de centrarse exclusivamente en Windows Phone 7 y 'no lanzaremos KIN en Europa este otoño como estaba previsto'. La empresa apunta a que integrarán el equipo de KIN con el equipo de Windows Phone 7 'para incorporar la tecnología y las valiosas ideas de KIN en próximas versiones de Windows Phone'. Sin embargo, Microsoft continuará trabajando con Verizon en EEUU para vender los teléfonos KIN.

Desde España, Luis Rios, director de la División de Movilidad de Microsoft Ibérica, ha asegurado en el blog oficial de la compañía que se trata de 'una decisión que entristecerá a quienes esperaban KIN en España, pero que repercutirá, sin duda, en un Windows Phone 7 mucho mejor'.

Los Kin de Microsoft eran una pareja de terminales promocionados como 'diseñados para ser sociales'; dispositivos que combinan las funcionalidades de un teléfono móvil, junto a los principales servicios de comunicación on-line que ofrece un ordenador.

La red social del usuario era el motor de estos terminales, el centro de su diseño y la base de toda su interfaz, pensada para que sea rápido y cómodo publicar información a través de todo tipo de canales (SMS, correo electrónico, líneas de estado en redes sociales) y en diferentes plataformas, tanto en las redes móviles, como en Internet.

Microsoft continúa centrado en la preparación de la próxima versión de Windows Phone, su sistema operativo para móviles, con el que quiere competir frontalmente, eso sí, con los terminales que integran iOS de Apple y Android de Google. A ver si esta vez la apuesta de la compañía no es tan efímera.