Público
Público

El miedo a la guerra de precios aumenta en el mercado del móvil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nokia y sus principales rivales en telefonía móvil han empezado a bajar los precios, a la vez que cae la demanda y los minoristas recortan los inventarios, después de unas ventas navideñas mediocres.

La demanda de productos electrónicos de consumo cayó en la temporada clave de las Navidades, y los fabricantes como Motorola o Sony Ericsson informaron de sus malas cifras de ventas.

Para 2009, los analistas han reducido sus estimaciones de mercado y se espera que la caída media sea del 7,9 por ciento en volúmenes.

La caída de la demanda, en un momento en el que los minoristas y los operadores están intentando recortar los inventarios, ha llevado a la guerra de precios. Los vendedores normalmente recortan precios en enero, pero este año han sido más agresivos de lo normal.

"Nuestros investigadores han visto recortes significativos en Europa en la mayoría de vendedores de teléfonos móviles ahora que empieza el 2009", dijo Tom Byrd, encargado de la investigación de CCS Insight sobre precios de dispositivos.

"Esto refleja el ambiente de precios altamente competitivo que hemos previsto para este año", explicó.

Nokia dijo en diciembre que esperaba ver recortes en los inventarios en la primera mitad de 2009.

"La incertidumbre en la financiación y el cambio extranjero han llevado a un amplio nivel de almacenamiento en la sección de los móviles, lo que aumenta la caída", explicó Morgan Stanley en una nota de investigación.

RECORTE DE PRECIOS

"Después de unas ventas navideñas débiles, los niveles de inventario son altos. Tengo la impresión de que podremos ver una guerra de precios puesto que los almacenes tienen que limpiarse", explicó Jari Honko, analista de eQ Bank. "Hay dos maneras para limpiar un inventario: dar de baja los productos o sacarlos al mercado", añadió.

Para algunas empresas, dar de baja los productos no es una opción dados los ajustados balances de la empresa. Ya en noviembre, Nokia dijo que la limitada financiación había empezado a afectar a los distribuidores.

La semana pasada Nokia bajó los precios de muchos modelos, los más acusados de hasta un 10 por ciento, según datos de minoristas finlandeses, en los últimos teléfonos de gama media-alta.

También la semana pasada, el minorista de teléfonos móviles independiente más grande de Europa, Carphone Warehouse, bajó más de un tercio del precio del primer modelo de Nokia con un dispositivo para escuchar música sin límite.

Nokia informará de sus resultados del último trimestre del año el día 22 de enero a las 11 de la mañana, y los analistas han previsto una caída importante en sus beneficios.

Sony Ericsson bajó los precios a mediados de enero de los modelos que incorporaban música, como el W890i y el W902, alrededor del 10 por ciento o más, pero su director de ventas afirmó que era un procedimiento normal.

"No hemos reducido los precios drásticamente, no de una manera más agresiva que antes", explicó Anders Runevald a Reuters.