Público
Público

Miguel Delibes, en estado de máxima gravedad

Su hija espera un fatal desenlace "en las próximas horas o, todo lo más, dentro de dos, tres o cuatro días"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El estado de salud del escritor Miguel Delibes, de 89 años, ha experimentado en las últimas horas un empeoramiento hasta el punto de que la familia espera un fatal desenlace 'en las próximas horas o, todo lo más, dentro de dos, tres o cuatro días', según ha confirmado su hija Elisa.

Los hijos del novelista que residen fuera de Valladolid han sido ya advertidos y están al lado de su padre, quien se encuentra en estado inconsciente, conectado a una vía y con respiración asistida permanente.

Desde la pasada Navidad 'observamos una recaída, pero nunca pensamos en un desenlace tan rápido. Ya no puede levantarse, está muy malito. No sé si es cuestión de horas o de días', ha añadido Elisa, que ha atendido al escritor durante los últimos años, en especial desde que en octubre de 1998 se le diagnosticó un cáncer de colon del que fue operado meses después.

El temor a la muerte de Delibes ha hecho que le sedaran, según una de sus nietas

'No hay nada que hacer. No esperábamos que fuera tan rápido', ha concluido Elisa Delibes acerca del estado de salud de su padre, quien el año pasado recibió los últimos reconocimientos en forma de sendas medallas concedidas por los gobiernos de Castilla y León y de Cantabria.

'Mucho metal para mí', comentó entonces, en noviembre de 2009, y por boca de su hija el académico vallisoletano, cuya obra literaria ha sido galardonada con los principales premios de las letras hispanas.

También ha hablado una de las nietas del autor de El Hereje, Ángeles Corzo. 'Sé lo que me han dicho por teléfono, que ha empeorado y que puede ser cosa de días o de varias semanas', apuntó Angeles Corzo, quien anunció su propósito de volar este viernes a Valladolid desde Barcelona, donde reside.

La nieta declaró que el escritor permanece 'consciente pero muy sedado', ya que, como así indicó, su abuelo 'tenía mucho miedo a este momento, y por eso se ha preferido sedarle para que por lo menos esté tranquilo. Nos han dicho que nos preparemos para lo peor, que no hay vuelta atrás', lamentó.

El rey Juan Carlos I ha telefoneado a la familia de Delibes para interesarse por la evolución de su estado de salud, según han informado fuentes de la Casa Real.