Publicado: 29.05.2014 16:26 |Actualizado: 29.05.2014 16:26

"Miguel e Isma son presos políticos que sirven al Gobierno para justificar la 'Ley Mordaza'"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Miguel e Isma son presos políticos que sirven al Gobierno para justificar la Ley de Seguridad Ciudadana", afirma uno de los portavoces de las plataformas Libertad para Isma y Todos con Miguel, que han ofrecido este jueves una rueda de prensa en la emblemática Plaza de Colón de Madrid para pedir la libertad para los dos detenidos que siguen encarcelados, dos meses después, por los altercados del 22-M. Están en prisión preventiva y el caso sigue abierto sin que de momento se sepa cuándo serán puestos en libertad o la fecha del juicio. Miguel Milián tiene 21 años e Ismael Nachit sólo 18.

Miguel fue detenido el mismo día 22 después de la manifestación de las Marchas de la Dignidad y los enfrentamientos que se produjeron al término de ésta, que dejaron más de cien manifestantes heridos, entre los que hay un joven que ha perdido un ojo y otro un testículo, además de 64 agentes antidisturbios. La prueba con la que le han enviado a preventiva es que un agente de la policía secreta le oyó decir a sus amigos que le tiró "una piedra en la cabeza cuando estaba en el suelo", refiriéndose a un uniformado. E Isma fue arrestado una semana más tarde en la denominada Operación Puma 70, en la que la Brigada Provincial de Información iba a por otros once jóvenes a sus casas y puestos de trabajo. Los abogados aseguran que en ninguno de ambos casos hay pruebas suficientes que justifiquen el ingreso en prisión, además de que al ser tan jóvenes, con arraigo familiar y, en el caso de Isma, un empleo, no hay tampoco un riesgo de fuga que lo justifique.

El 22-M una Unidad de Intervención Policial "cargó contra el grueso de la concentración sobre las 20.40 en una Plaza de Colón abarrotada de gente, que todavía esperaba a finalizar los actos", han asegurado los portavoces de las plataformas leyendo un comunicado. Por ello, han exigido la puesta en libertad y la absolución de todos los detenidos aquel día. Y han recordado, asimismo, que ningún agente ha sido imputado pese a haber un gran número de manifestantes heridos, de lo que han responsabilizado directamente a la Delegación de Gobierno de Madrid, que dirige Cristina Cifuentes, y a los mandos policiales, los cuales también fueron criticados por sus propios subordinados.

"Miguel está aguantando con entereza, pese a sus 21 años. Está activo y conoce el apoyo que está teniendo" "Isma está bien, fuerte, sabe que cuenta con el apoyo de sus amigos y su familia", ha comentado uno de sus compañeros y portavoz de la plataforma creada para pedir su libertad. Sin embargo, ha querido remarcar que tras su ingreso en prisión ha perdido el empleo que tenía, "en un momento en el que tener trabajo es un privilegio", lo que ha hecho que "su vida haya cambiado para siempre". Mientras, "Miguel está aguantando con entereza, pese a sus 21 años. Está activo y conoce el apoyo que está teniendo fuera", ha agregado otra de las portavoces.

"Estamos intentando que salgan, hemos planteado un recurso de reforma que ha sido desestimado, y estamos a la espera de que la Audiencia Provincial se pronuncie sobre otro recurso de apelación", aseguraba la semana pasada a Público el abogado de Isma, Erlantz Ibarrondo. Además, una de las portavoces ha remarcado en la rueda de prensa, en respuesta a los periodistas, que la única formación política de la que han recibido respaldo ha sido Podemos, a través del llamamiento que hizo Juan Carlos Monedero en el mitin final de campaña en el que pedía la libertad para los dos jóvenes. 

Así, han anunciado que el próximo jueves 5 de junio han convocado una manifestación en Madrid que irá desde Atocha a la Puerta del Sol para pedir la libertad de Isma y Miguel y la absolución de todos los detenidos del 22-M. Además, realizarán distintas charlas en centros sociales de todo el país. Termina la rueda de prensa en Colón, en el mismo lugar donde comenzaron los enfrentamientos tras las cargas policiales, y los allí concentrados, con camisetas amarillas, gritan: "Libertad presos políticos".