Público
Público

Miguel Palacio presenta el uniforme de las azafatas de la Expo 2008, funcional pero estético

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El diseñador Miguel Palacio ha presentado hoy en Madrid los uniformes que llevarán las azafatas del Pabellón de España en la Expo Zaragoza 2008, una propuesta que el modisto ha definido como "funcional" pero en la que, a la vez, "prima el lado estético".

Los vestidos de las azafatas y el personal de asistencia serán de color malva, y azul marino en el caso del uniforme para azafatas de protocolo, mientras que el uniforme masculino combina ambos tonos, con una chaqueta de algodón azul marino, y jersey y foulard malva.

En cuanto a los materiales, serán tejidos ligeros, sobre todo algodones, y alguna mezcla de éstos con lana, mientras que los zapatos de las azafatas serán de salón.

Tanto los colores como los tejidos tienen en cuenta el lugar y el momento en que tendrá lugar la Expo, en Zaragoza y en pleno verano, ya que habrá "mucha luz", lo que, en opinión de Palacio, provocará un "contraste muy bonito" con el azul marino, mientras que los tonos malva aportarán "suavidad".

Con el fin de que los uniformes estén impecables en cada momento, cada azafata contará con tres vestidos y se instalará un servicio de lavandería en el propio pabellón.

Palacio ha subrayado que, a pesar de estar diseñado pensando "en una ocasión muy especial" y en que sea adecuado al trabajo que tendrán que desarrollar las azafatas, el uniforme es "muy coherente" con el resto de su trabajo y "fiel" a su estilo, ya que lo ha concebido como si fuera una más de sus creaciones.

Esta ha sido la primera vez que el diseñador vasco ha ideado un uniforme, algo que no sólo le ha "divertido mucho", sino que le ha resultado "muy sencillo y fácil", porque no pensaba que iba a ganar el concurso convocado por la organización, en el que también concurrieron otros creadores como Modesto Lomba, Agatha Ruiz de la Prada o Jesús del Pozo.

Es más, aunque lo hizo con mucha ilusión "en su momento", Palacio ha reconocido que ya casi lo "había olvidado" cuando le llamaron para darle por vencedor.