Público
Público

Miguel Sebastián llama al nacionalismo consumidor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al día siguiente de presentar unas lúgubres previsiones para 2009, cuando la economía se contraerá un 1,6 por ciento y el paro alcanzará el 15,9 por ciento, el Gobierno español hizo un llamamiento al consumo de productos españoles al entender que esta iniciativa salvaría cientos de miles de puestos de trabajo y aliviaría la carga de la crisis en la economía.

"Como decía Kennedy, en momentos como éste no solo hay que preguntarse qué puede hacer tu país por ti, sino también lo que tú puedes hacer por tu país", dijo el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en una conferencia organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE).

"Y hay algo que nuestros ciudadanos pueden hacer por su país, que es apostar por España, por nuestros productos, por nuestra industria y nuestros servicios. Apostar en definitiva por nosotros mismos", añadió.

En opinión del que fuera asesor económico del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, la sustitución de bienes extranjeros por nacionales en la cesta de la compra de los españoles lograría compensar la prevista caída del consumo total y salvar así 120.00 puestos de trabajo.

"Es necesario que los ciudadanos introduzcan el factor España en sus hábitos de consumo. Si cada español sustituye en su cesta de consumo 150 euros al año de productos importados por productos españoles, nos evitaríamos la destrucción de 120.000 empleos", aseguró.

Según el ministro, las recientes previsiones oficiales cifran la caída del consumo en un 1,5 por ciento para este año, equivalente a unos 7.000 millones de euros.

"Así, si se sustituyen bienes de consumo importados por 7.000 millones de euros al año de productos fabricados en España, (...), el PIB y el empleo no se van a ver afectados aunque caiga el consumo", dijo.

Sebastián rechazó que su propuesta para hacer frente a la crisis y al descenso del consumo fuera tachada de proteccionista.

"Se pretende influir en las preferencias de los españoles. (...) Es tanto como comprar un abrigo o los juguetes de Navidades fabricados en España o como irse de puente o un viaje de turismo dentro de España en vez de irse al extranjero. Como irse a esquiar al Pirineo o a Sierra Nevada en vez de irse a Los Alpes", dijo.