Público
Público

El milagro de un grupo que quiso llamarse Manel

El conjunto consolida su éxito y tocará en Buenos Aires

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El último milagro del pop nacional se llama Manel. Ya sabrán que no se trata del cantautor de turno, sino de un grupo catalán que ha logrado un éxito meteórico con un puñado de canciones que pondrían los dientes largos hasta al mismísimo Serrat. No es casualidad que hoy sean una de las máximas atracciones de la apertura del Festival Womad en Canarias.

No se trata de una gran campaña de marketing. El disco que los ha situado a la cabeza del nuevo pop catalán, Els millors professors europeus, lo grabaron con las cuatro perras que ganaron tras quedar segundos en un concurso de maquetas. 'Ya antes de sacar el disco, el verano pasado, hicimos un concierto en los jardines de la Universidad de Barcelona y vino muchísima gente. Ahí nos llevamos una sorpresa', explica Roger Padilla, guitarrista. Los responsables de ese éxito instantáneo fueron los sospechosos habituales: Myspace y el boca a boca.

Cantan en catalán y, aunque su pop folkie suena a canción mediterránea, han bebido de muchas fuentes musicales que reflejan una saludable falta de prejuicios. 'No nos sentimos ni cerca ni lejos de nada. No nos ponemos etiquetas. Nos sentimos cómodos en cualquier sitio', dice Padilla.

En aquel concurso de maquetas, tocaron una versión de un tema de Shakira (con el que siguen cerrando sus conciertos) y Guillem Gisbert, el cantante, reconoce sin ambages que le gusta Mecano. 'A mí hay canciones de Alejandro Sanz que me gustan, como A la primera persona', confiesa Arnau Vallvé, batería. 'Amiga mía es un temazo', añade Guillem por si quedara alguna duda de su apertura de miras.

'No nos sentimos ni cerca ni lejos de nada. No nos ponemos etiquetas'

Sus canciones son estancias cálidas y acogedoras en las que es difícil permanecer sin emocionarse, sin encogerse. Sus melodías abrazan, la instrumentación casera apacigua, la voz de Guillem reconforta como la de un padre... Esto es música popular, para todos los públicos.

Por ahora no se plantean hacer nuevo disco. 'Vamos haciendo alguna canción. Tenemos ideas, pero muy embrionarias, no hemos empezado todavía a trabajarlo. Por ahora queremos dar conciertos', explica Arnau Vallvé.

Durante 2009, han peinado Catalunya a base de conciertos. Por ahora, su repercusión en el resto de España es más tímida, aunque es previsible que crezca exponencialmente durante 2010. 'Tocar fuera de Catalunya es distinto, pero no hay sensación de jugar fuera de casa, no es una barrera muy grande', cuanta Roger Padilla. Sus objetivos no se limitan a tocar en la Península. El próximo 21 de noviembre, actuarán en un festival en Buenos Aires. La onda expansiva de Manel parece imparable.