Público
Público

Miles de afectados por los terremotos claman por el cierre de Castor

Habitantes, alcaldes y grupos políticos de Vinaròs, Benicarló y Peñíscola se manifiestan para que se cierre definitivamente el almacén de gas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unas 2.000 personas se han manifestado en las calles de Vinaròs (Castellón) -según la estimación de la Policía Local- para exigir el cierre del Proyecto Castor tras los continuados seísmos registrados en los últimos días en la costa de Castellón y Tarragona.

Los numerosos participantes se han concentrado desde antes de la hora prevista frente al Ayuntamiento y las calles y plazas aledañas, al no tener cabida en la plaza Parroquial, para protestar ruidosamente contra el almacén de gas que está provocando los numerosos temblores. La marcha se ha desarrollado sin incidentes y ha durado en torno a una hora.

Los asistentes han hecho sonar silbatos, cacerolas y otros utensilios mientras golpeaban con insistencia las placas metálicas que delimitan las obras de la iglesia arciprestal y lucían lemas como 'Vota el poble' ('Vota el Pueblo') y 'Castor fora d' aquí que mos asustes els llagostins' (Castor fuera de aquí que nos asustas los langostino'), en protesta por las repercusiones en la pesca.

La concentración, en la que también han participado los alcaldes de Vinaròs, Benicarló y Peñíscola, ha contado con la asistencia de representantes de los grupos políticos de Vinaròs y de poblaciones vecinas, como portavoces de los principales partidos de la oposición.

Además, desde Alcanar se han desplazado concejales y numerosos miembros de la Plataforma en Defensa del Sénia, que desde un primer momento mostró su oposición al proyecto.

Un representante de esta plataforma, Lluch Ulldemolins, ha tomado la palabra, no sin problemas por el griterío existente, para instar a los asistentes a que acudieran a una asamblea en Alcanar, a lo que algunos de los participantes han respondido que esa reunión se hiciera en Vinaròs.

En su intervención, para la que ha cedido la megafonía el consistorio de la localidad, ha recalcado que conseguirán paralizar el proyecto pero que, para lograrlo, deben movilizarse y organizarse.