Publicado:  27.05.2009 08:00 | Actualizado:  27.05.2009 08:00

Miles de bares españoles corren el riesgo de echar el cierre

Las patronales de hosteleros y hoteleros piden medidas a Gobierno, UE y CCAA

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En España hay 14.500 cafeterías, 70.000 restaurantes y unos 240.000 bares, en los que trabajan 1,4 millones de personas. Los clientes siguieron frecuentándolos en los primeros nueve meses de 2008 como si todo siguiera igual, aunque empezaron a bajar poco a poco el nivel de consumo. La crisis entró por las puertas en el último trimestre de 2008 y no sólo se comió todo el crecimiento conseguido hasta septiembre, sino que redujo la facturación anual un 4% respecto a la lograda en 2007. Este ejercicio, la situación no mejora.

En el primer trimestre se mantuvo la caída y ahora "miles de establecimientos, la mayoría de pequeño tamaño, corren el riesgo de echar el cierre", asegura la Federación Española de Hostelería (FEHR). Como no ven la luz al final del túnel, han preparado junto a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos turísticos (CEHAT) un decálogo de medidas de todo tipo.

En la ronda de contactos que preparan, una de las primeras paradas son los candidatos españoles al Parlamento Europeo. Tienen intención también de reunirse con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Y entre las medidas que solicitan incluyen una reforma fiscal para el sector hotelero y hostelero que mantenga el IVA reducido del 7% y que subvencione la mitad del impuesto "en temporada baja para mitigar los efectos de la crisis". Este punto ya ha sido planteado al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, pero tanto CEHAT como la FEHR saben que su petición pasa por un cambio de la postura europea, que de momento lo consideraría ayuda de Estado.

En materia laboral, piden herramientas de contratación parcial que contemplen la estacionalidad del sector.

A Europa le piden también cierta asimetría en la regulación, sobre todo para negocios hosteleros con menos de diez trabajadores, que son el 95% de los establecimientos españoles. Éstos "no pueden tener la misma legislación que un restaurante donde trabajan 100 o 200 empleados", explicó el presidente de la FEHR, José María Rubio. Como ejemplo piden "una flexibilización en los mandatos de higiene alimentaria para microempresas y autónomos". Tampoco ven adecuado que "la comida servida en los restaurantes" se vea "sujeta a los complejos y detallados requisitos de información aplicables a la comida manufacturada vendida en comercios", como recoge la propuesta de Reglamento de la Comisión Europea sobre información alimentaria al consumidor.

Las peticiones para las comunidades autónomas incluyen la lucha contra el consumo de alcohol en la calle, el conocido botellón.

PUBLICIDAD

Comentarios