Público
Público

Miles de ciudadanos huyen de Texas ante la llegada del huracán "Ike"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades del área de Houston y del sureste de Texas ordenaron hoy la evacuación de cientos de miles de ciudadanos ante la llegada del huracán "Ike", que se mueve lentamente por aguas del Golfo de México en dirección a este estado.

"Ike" puede pasar de huracán de categoría dos a tres o cuatro en las próximas 24 a 48 horas, precisamente cuando está previsto que impacte en el sur de la Isla de Galveston (al sur de Houston).

"Es una gran tormenta; no puedo poner suficiente énfasis en el peligro que afrontamos", advirtió el gobernador de Texas, Rick Perry, en una rueda de prensa.

El huracán "va a causar daños sustanciales, va causar apagones e inundaciones masivas", agregó.

Los meteorólogos han emitido un aviso de huracán desde Morgan City, en Luisiana, hasta la bahía de Baffin, en Texas.

También está vigente un aviso de tormenta y una vigilancia de huracán desde el sur de la bahía de Baffin hasta el puerto de Mansfield, en Texas.

Perry, que ha emitido una declaración de zona de desastre para 88 condados, ha movilizado a 7.500 miembros de la Guardia Nacional para responder de manera adecuada al impacto de "Ike".

La Guardia Costera también está preparada para actuar, al igual que el Grupo de Intervención.

El administrador de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), David Paulison, explicó hoy en una rueda de prensa que están almacenados unos 5,1 millones de litros de agua, más de 4 millones de paquetes de comida preparada, unos 270.000 catres y más de cien generadores de energía.

De acuerdo con Paulison, se prevé que en el área afectado unos 3,5 millones de personas sean evacuados, pero de momento no estaba claro cuántas personas habían comenzado ya a huir de "Ike".

Por su parte, más de 1.300 presos de una cárcel en Cuero fueron trasladados a otras instalaciones penitenciarias en Beeville y Kenedy, y otros 597 prisioneros fueron llevados de San Diego a Dilley, según la oficina de Perry.

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, advirtió hoy a los tejanos que no se tomen esta tormenta "a la ligera".

"Esto no es un juego. Es una tormenta grande, poderosa y lleva un montón de agua", agregó.

Por ello, instó a los ciudadanos a que cumplan las órdenes de las autoridades.

El Congreso ha suspendido sus sesiones para el viernes para permitir a los legisladores de Texas regresar a sus casas y apoyar los esfuerzos de evacuación.

Por otro lado, el acoplamiento el viernes de la nave rusa no tripulada "Progress" a la Estación Espacial Internacional (EEI) ha sido aplazado hasta el próximo miércoles debido a "Ike".