Público
Público

Miles de enfermeros protestan por el maltrato a la profesión

Unos 50.000, según SATSE, han mostrado su apoyo a la enfermera a la que se culpa del error que provocó la muerte de Rayan

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 50.000 enfermeros se concentran hoy en hospitales y centros sanitarios de toda España para mostrar su indignación a las diferentes administraciones sanitarias el trato dado a la profesión tras los hechos sucedidos en el Hospital Gregorio Marañón, y demandar la adecuación de las plantillas a la ratio europea.

Según informó hoy el Sindicato de Enfermería (SATSE), las concentraciones, que han tenido un seguimiento del cien por cien de la plantilla, se han realizado en todos los centros de toda España, como el Hospital Reina Sofía de Córdoba, Ramón y Cajal y Gregorio Marañón de Madrid, Clínico de Valladolid, Vírgen del Rocío de Sevilla o La Fe de Valencia, así como en otros centros de salud más pequeños.

Durante las concentraciones se ha leído un manifiesto en el que se ha trasladado las condolencias a la familia, el apoyo a la compañera afectada, además de denunciar públicamente la situación en la que trabajan las enfermeras día a día.

Asimismo, el sindicato ha criticado la actitud de la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, por no haber salido en defensa de la profesión y exige que, en el seno del Consejo Interterritorial, se adopten las medidas necesarias para mejorar sus condiciones de trabajo.

Según expresa el manifiesto, la sociedad debe saber, que 'a los profesionales se les obliga a trabajar con unas plantillas deficitarias, sin que se sustituyan gran parte de las bajas ni los permisos, con gran sobrecarga de trabajo y, obligándoles, incluso en un mismo turno, a realizar el trabajo en distintos servicios o unidades'.

Así, los profesionales de enfermería exigen que el Ministerio de Sanidad impulse un Plan para la adecuación de las plantillas de enfermería del Sistema Nacional de Salud a los ratios europeos y, especialmente, a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A su vez, piden que se acabe con la rotación forzosa e indiscriminada de profesionales entre diferentes unidades, que se implanten protocolos de Acogida y Tutelaje de los nuevos profesionales que se incorporan a un centro o unidad, que se ponga freno al abuso de la polivalencia de la enfermería, desarrollando su especialización y definiendo los ámbitos y puestos de trabajo que requieren una especial cualificación, y que se introduzcan protocolos de trabajo y de seguridad para el conjunto del Sistema Nacional de Salud.

Además, exigen que se diseñe un Plan de mejora de las condiciones laborales, basado en el análisis de las condiciones y las cargas de trabajo, que nos permita hacer frente a la presión asistencial sin que esto repercuta en nuestra salud ni en la calidad de la asistencia.

En Madrid, más de 200 enfermeras y miembros del Comité de Empresa del Hospital General Universitario Gregorio Marañón se manifestaron hoy a las puertas del centro para pedir la dimisión del gerente, Antonio Barba, por no rectificar públicamente las declaraciones en las que calificaba de 'error terrorífico' la actuación de la enfermera que causó la muerte del pequeño Rayán.

En declaraciones a Europa Press, la enfermera Alicia Martínez, que realizó sus prácticas en el Hospital 12 de octubre, y que pertenece a la misma promoción que la enfermera apartada del ejercicio profesional, declaró que existe 'una clara falta de experiencia por parte de los recién graduados especialmente en unidades tan críticas como la de neonatología'.

Por último, la enfermera del Gregorio Marañón, Patricia Rodríguez, reclamó 'la puesta en marcha de un programa de formación previa para servicios especiales', y aseguró que 'no se puede contratar a alguien y al día siguiente soltarle en una UVI como le ha pasado a su compañera'.