Público
Público

Miles de hinchas reciben a la selección argentina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de enfervorizados simpatizantes recibieron el domingo a la selección argentina de fútbol y mostraron su apoyo incondicional al técnico Diego Maradona pese a la goleada 4-0 que le asestó Alemania, eliminándola en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica.

Maradona y sus jugadores parecieron sorprendidos por el gran recibimiento, que agradecieron lanzando besos y saludando con las manos a los simpatizantes desde el autobús que les trasladaba.

El vehículo recorrió los dos kilómetros por la autopista que conecta el aeropuerto internacional y la concentración de la selección en Ezeiza, seguido por una caravana de automóviles.

La delegación argentina no tuvo contacto directo con los numerosos medios de prensa ni los hinchas después de abordar el autobús directamente en la pista donde aterrizó el avión que los trajo en vuelo privado desde Pretoria.

Los simpatizantes, con paraguas, banderas, vinchas, gorros y vuvuzelas con los colores celeste y blanco, cantaron y gritaron vivas a los jugadores y a Maradona, al que con cantos le pidieron a gritos que continúe dirigiendo a la selección.

Maradona, que tiene contrato con la selección hasta julio de 2011, había dicho en Ciudad del Cabo después de la eliminación de su equipo que no tenía "fuerzas para nada" y que debía analizar su continuidad con su familia.

"Maradona y los jugadores dieron todo por Argentina, por eso decidimos venir a recibirlos", dijo Marta Ramer, una ama de casa de 46 años que acompañó saltando el grito de "Argentina, Argentina" y "Maradooooo... Maradooooo..", de la gente.

"Al Diego lo bancamos, no pudimos llegar a la final pero igual jugaron bien y dejaron el alma en Sudáfrica", dijo por su parte Gonzalo Reyes, un estudiante de 13 años que llevaba una gorra celeste y blanca con la leyenda "Argentina campeón 2010".

Por las ventanillas del autobús, el defensa Gabriel Heinze y el capitán argentino, el centrocampista Javier Mascherano, miraban asombrados el caluroso recibimiento de la gente.

El resto de los jugadores, parados en el pasillo del autobús, registraron el emotivo momento con cámaras de vídeo y máquinas fotográficas.

"El que no salta es un inglés", "Brasilero, brasilero, que amargado se te ve, Maradona es más grande, es más grande que Pelé", "Argentina, Argentina, cada día te quiero más", cantaron los hinchas mientras el autobús intentaba superar la masa humana.

Argentina, campeón mundial en 1978 y 1986, disputará en agosto un partido amistoso con Irlanda, cuando iniciará su camino a conseguir la Copa América que organizará en 2011.