Público
Público

Miles de manifestantes recorren las capitales españolas para pedir un referéndum

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios miles de manifestantes pidieron hoy un referéndum en distintas ciudades españolas durante las marchas contra la reforma de la Constitución encaminada a limitar el déficit público y para advertir que pone en grave riesgo el sostenimiento del Estado de Bienestar.

La manifestación madrileña, que según los convocantes UGT, CCOO y USO ha reunido a 25.000 personas, y a unas 4.843 personas según el cálculo efectuado por la empresa Lynce para la Agencia Efe, ha sido apoyada por doscientas organizaciones sociales.

Asimismo varios centenares de jóvenes pertenecientes al movimiento 15-M entraron en la Puerta del Sol coreando el lema de otra pancarta que decía: "Sindicatos: gracias por venir".

Una vez finalizada la lectura del manifiesto sindical, el grupo de indignados han celebrado una sentada frente a la sede de la Comunidad de Madrid.

Los secretarios generales de UGT, Candido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, encabezaron la marcha, a la que también acudieron políticos como el coordinador federal de IU, Cayo Lara, el portavoz de esta formación política, Gaspar Llamazares, o representantes de organizaciones como la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE).

Toxo y Méndez han pedido a los senadores que mañana votan la reforma constitucional en la Cámara Alta que la paralicen porque no sirve para calmar a los mercados financieros y marca el presente y el futuro de un país.

Ambos urgieron a que la reforma se someta a un referéndum, porque de lo contrario, es un ataque a la soberanía popular y Toxo dijo que "no sucederá nada por permitir a los ciudadanos manifestar su opinión al respecto añadiendo una urna más en las mesas electorales el 20 de noviembre".

Añadió que rompe el pacto constitucional establecido hace más de treinta años e "ideologiza la Constitución y la escora hacia planteamientos neoliberales".

Por su parte, Méndez subrayó que pone en serio riesgo al estado del Bienestar al aumentar los costes sociales de la crisis y destacó que puede ser un "antes y un después" en la sociedad española, y no para mejorarla, sino para todo lo contrario.

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, solicitó al Gobierno que, al mismo tiempo que promueve una reforma de la Constitución para limitar el déficit público, incluya en la Carta Magna un artículo para limitar el fraude fiscal al 0,4 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Lara se refirió a un informe elaborado por el colectivo de Técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda (GESTHA) que indica que las grandes empresas y corporaciones evadieron 42.711 millones en el último año.

Durante la marcha los manifestantes portaron pancartas en la que se podían leer: "Primero fue Tejero y luego Rajoy y Zapatero", "Rompéis el pacto social", "Le llaman democracia y no lo es", "Constitucionalizar la pobreza, no" o "Reforma para los mercados y no para los hipotecados".

Los actores Mónica García y José Gamo leyeron el manifiesto final en el que se calificaba la reforma de "antidemocrática" e intolerable al aprobarse en tan solo quince días y "hurtar a la ciudadanía la posibilidad de pronunciarse".

"Así no, esto no" ha sido la frase más leída, tras argumentar que la limitación al déficit público en la Carta Magna es "innecesaria, inconveniente e inútil" y pedir una reforma fiscal progresiva.

Desde la patronal, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, afirmó sobre esta convocatoria que los sindicatos son "muy libres" de manifestarse, pero que los empresarios valoran de forma "decisiva" y "especialmente desde fuera" que se hayan puesto de acuerdo el PSOE y el PP.

Además de en Madrid, las movilizaciones y concentraciones se han sucedido hoy en otras ciudades españolas, como en Barcelona, Santander, Zaragoza o Bilbao, donde a la misma hora transcurrían otras marchas.

En Barcelona unas 5.000 personas, según la Guardia Urbana, han recorrido la ciudad, que se ha visto ensombrecida por la presencia de una treintena de militantes antisistema que han intentado boicotear la protesta sindical.

También en Valencia, Castellón, Alicante, Teruel, Huesca y A Coruña varios cientos de ciudadanos se han concentrado ante instituciones públicas para criticar la reforma de la Constitución.

En las próximas horas, Efe facilitará la cifra de asistentes a la manifestación, con los datos de Lynce, empresa que, mediante el estudio informático de imágenes fijas y en movimiento, contabiliza a los participantes en aglomeraciones humanas.