Publicado: 31.05.2013 10:53 |Actualizado: 31.05.2013 10:53

Miles de manifestantes rodean el BCE

Unas 2.500 personas, convocadas por Blockupy, bloquean los accesos al distrito financiero de Fráncfort. La Policía dice que las protestas son pacíficas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de personas del movimiento anticapitalista Blockupy han cortado este viernes el acceso al Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort para protestar contra la gestión de la crisis de deuda europea por parte de los responsables políticos. Sosteniendo carteles con eslóganes como "La humanidad antes que el beneficio", los manifestantes y la lluvia bloquearon carreteras, entre ellas las que llevan a la sede del Deutsche Bank en el distrito financiero de la ciudad. [MIRA LA FOTOGALERÍA]

Los manifestantes, unas 2.500 personas según la Policía, han sido recibidos por policías armados con cascos y equipación antidisturbios y perros. Había camiones con cañones de agua y un helicóptero sobrevolaba la zona.

 

Al menos 20 manifestantes llevaban colchones hinchables con el lema "La guerra comienza aquí" escrito. La Policía ha dicho que algunos habían tirado piedras y hubo algunos choques en las barricadas, pero la protesta se desarrolla de forma pacífica por el momento.

El movimiento europeo Blockupy se inició tras el movimiento Occupy Wall Street en 2011.

"La intención de este bloqueo es evitar (que el BCE) opere con normalidad", dijo el portavoz del movimiento Martin Sommer, añadiendo que algunas personas que habían intentado ira a trabajar habían sido enviadas de vuelta por parte de los manifestantes.

Los gobiernos que tienen grandes cargas de deuda han recortado el gasto y aumentado los impuestos, lo que ha contribuido a una recesión generalizada en la zona euro, mientras que muchas familias están fuertemente endeudadas o han perdido su vivienda después del estallido de una burbuja inmobiliaria. La economía alemana ha resistido relativamente a la crisis. Muchos de los bancos de Fráncfort han instado a su personal a tomarse el viernes libre tras un festivo el jueves. El BCE dijo que había tomado medidas para seguir operando y asegurar la seguridad de su personal.

 

La manifestación, apenas un año después de que la Policía detuviese a cientos de personas por desafiar una prohibición temporal de protestas en un evento similar en la ciudad, se produce un día antes de manifestaciones convocadas en todo Europa contra la troika. Los organizadores esperan hasta 25.000 manifestantes a lo largo de este fin de semana de convocatoria de protestas, que de acuerdo con lo anunciado deben concluir el domingo.