Publicado: 26.06.2014 10:20 |Actualizado: 26.06.2014 10:20

Miles de niños sirios, en riesgo de perder la vida para llegar Europa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de sirios que está cruzando clandestinamente el mediterráneo se ha elevado dramáticamente desde el pasado mes de marzo. Previsiblemente miles de familias más intentarán el peligroso viaje este verano, al llegar "la temporada del barco". "Había 27 personas de mi ciudad en el bote que se hundió en la costa de Liberia el 11 de octubre de 2013. Una de ellas era mi vecino. Todos murieron. A pesar de ello, no tuve miedo de montarme en un barco y enfrentarme al mismo destino. Muerte tras muerte hemos seguido las mismas rutas, porque ya nadie quiere a los sirios. Ni Líbano, ni Egipto, ni Libia." dice Abu Rabia, un joven refugiado que sobrevivió al viaje. Se estima que 2,9 millones de sirios han huido de su país. La mayoría, 1.1 millones, se han ido a Líbano (casi un cuarto de su población), 600.000 a Jordania, casi 800.000 a Turquía, 225.000 a Irak y 138.000 a Egipto.

El informe de Save the Children "El barco es seguro y otras mentiras: por qué las familias sirias están arriesgando todo para llegar a Europa" cuenta las desgarradoras historias de familias que sobrevivieron el viaje a Italia.

"Cobran a las familias entre 700 y 2.500 euros para viajar en barcos destartalados" "El pasaje es facilitado por tratantes de personas que cobran a las familias entre 700 y 2.500 euros para viajar en barcos destartalados o improvisados", alertan desde Save the Children. Según la organización, el viaje puede llevar hasta 15 días con condiciones extremas, "los supervivientes afirman que viajan sin apenas agua o comida y no todos son rescatados a tiempo" cuando las cosas van mal.

"La mayoría de las familias que conocimos escaparon a la guerra en Siria hace uno o dos años, dejando atrás a sus seres queridos, sobreviviendo a niveles extraordinarios de violencia, escapando el ser reclutados, y viendo sus casas, sus ciudades y pueblos destruidos", explica Carlotta Bellini, Directora de Protección Infantil, Save the Children en Italia. "Han perdido todo, pero en lugar de encontrar seguridad, continúan enfrentándose a situaciones extremadamente duras, a explotación, discriminación, y amenazas en otros países, antes de intentar, finalmente, el peligroso cruce del Mediterráneo".

De los 41.200 inmigrantes que la armada italiana rescató entre enero y mayo de 2014, 6.700 eran menores. Los niños eritreos y sirios son el grupo más grande que llega por mar. A finales de mayo, las autoridades Italianas rescataron más de 3.800 niños y niñas de los dos países, algunos de los cuales eran muy jóvenes. "Esto se puso trágicamente de manifiesto cuando la armada italiana recuperó, entre otros, los cuerpos de un bebé y un niño pequeño cuando un barco se hundió en la costa Libia en Mayo", afirman desde la organización.


Los niños eritreos viajan predominantemente solos y suelen ser adolescentes mientras que la gran mayoría de los niños sirios viaja con sus padres y su media de edad es de cinco años.

El número de personas huyendo de la violencia y de la guerra es el mayor desde el final de la II Guerra Mundial  El número de refugiados sirios que llegan clandestinamente a Italia comenzó a aumentar en Julio de 2013. Esta tendencia alcanzó su máximo el pasado septiembre, cuando más de 4.100 nuevos sirios llegaron, de los cuales más de 1.400 eran niños. Mientras las cifras disminuían durante los meses de invierno, se han incrementado consistentemente desde abril, cuando alrededor de 16.700 migrantes fueron rescatados en aguas Italianas, de los que más de 2.300 eran sirios. Se espera que les sigan miles de sirios y otros niños y niñas durante los meses de verano.

Actualmente, el número de personas huyendo de la violencia y de la guerra es el mayor desde el final de la II Guerra Mundial y la mitad de los refugiados en el mundo son niños y niñas, según el último informe del Alto Comisionado para las Naciones Unidas. Los países en desarrollo continúan acogiendo a la gran mayoría, con millones de personas viviendo en campos de refugiados atestados de gente. Para asegurar que estos niños y niñas tienen la oportunidad de un futuro mejor, especialmente los más vulnerables - los que están heridos o enfermos - y para prevenir futuras pérdidas de vías en el Mediterráneo durante el verano, los Estados de la Unión Europea deben proporcionar protección a estas familias con necesidades desesperadas de seguridad.

Save the Children hace un llamamiento a la cumbre del Eurogrupo que comienza este jueves y en la que se tomarán decisiones sobre políticas de migración. Piden fortalecer la capacidad de búsqueda y rescate en el Mediterráneo, para asegurar que los migrantes y los refugiados no pierden sus vidas en el mar; incrementar el número de acogidos en Europa a través de canales legales; poner fin a la detención de los niños en centros de estancia temporal de inmigrantes y que las personas más vulnerables y en mayor riesgo de violencia y persecución puedan ser consideradas para recibir asilo sin tener que arriesgar sus vidas viniendo a Europa.

"Durante el viaje a través del desierto de Egipto a Libia, nos empujaron a todos como a ganado en camiones. Éramos unos doscientos en el barco, unos encima de otros. Las condiones del mar eran terribles y estábamos aterrados. Cuando decidieron parar para quemar toda nuestra ropa extra y nuestras pertenencias para que el barco fuera más ligero temimos por nuestras vidas y las vidas de los niños. Nos dejaron sin recuerdos de nuestra querida Siria. Nunca pensamos en hacer un viaje así." Rama, viajó por mar desde Libia.