Público
Público

Miles de personas se manifiestan en Guadalajara en contra del almacén nuclear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de personas, unas 20.000, según los convocantes, y unas cuatro mil, según la Policía Local, se han manifestado esta tarde por las calles de Guadalajara en contra de que el almacén de residuos radiactivos (ATC) se pueda instalar en Castilla-La Mancha, cuyo presidente, José María Barreda, acudió a la cita.

La marcha, que discurrió en medio de un fuerte viento, estuvo encabezada por una pancarta que portaban los vecinos de Yebra, uno de los nueve enclaves, junto a Villar de Cañas (Cuenca), que baraja el ministerio de Industria para instalar en nuestro país el almacén de residuos radiactivos, en la que se puede leer "Yebra no se vende".

Le seguía otra que llevaban los integrantes de la Plataforma Anticementerio Nuclear de Guadalajara, convocantes de la protesta, con el lema "No al Cementerio Nuclear en nuestra tierra", tras la cual iban las autoridades, entre ellos el presidente de Castilla-La Mancha.

Junto a Barreda, estaban también el presidente de las Cortes regionales, Francisco Pardo; la presidenta de la Diputación Provincial, María Antonia Pérez-León; la diputada socialista y esposa de Barreda, Clementina Díez de Baldeón; el secretario de Organización Socialista en Castilla-La Mancha, José Manuel Caballero, y el coordinador regional de IU, Daniel Martínez, entre otros.

En un plano discreto y casi al final de la manifestación acudieron también -con una pancarta del PP que rezaba "No al ATC en Guadalajara, ZP cumple con la ley"- el presidente provincial del PP de Guadalajara y alcalde de la capital, Antonio Román, acompañado de la corporación municipal, además de la portavoz del Grupo Popular en las Cortes Regionales, Ana Guarinos, y los diputados nacionales Ramón Aguirre y María Ángeles Font.

El presidente de Castilla-La Mancha se congratuló por el éxito de la manifestación y felicitó a los convocantes y sobre la ausencia de Cospedal en la misma invitó a preguntárselo a ella, que tampoco estuvo en la convocatoria de Talavera de la Reina en defensa del Tajo y el agua para la región.

Por su parte, Román responsabilizó al presidente del Gobierno de la nación de la manifestación y sobre la ausencia de la presidenta regional del PP ha señalado que "María Dolores de Cospedal también está aquí hoy porque está trabajando en el asunto que más preocupa a los castellano-manchegos y a los españoles, que es el paro", ha dicho en referencia al foro sobre empleo en el que estuvo Cospedal a la misma hora en Talavera de la Reina.

Los manifestantes, ataviados con camisetas amarillas y carteles del mismo color que rezaban "¡Atención, peligro!. No al cementerio nuclear", iban precedidos de un coche fúnebre adornado con coronas de papel y con los carteles amarillos distintivos de la protesta.

A la marcha se han sumado colectivos ciudadanos y grupos ecologistas, además de los sindicatos UGT y CCOO, organizaciones empresariales y de agricultores.

La marcha concluyó dos horas más tarde en la céntrica plaza de Santo Domingo con la lectura de un manifiesto a cargo de la portavoz de la Plataforma, Susana Atance, la periodista Teresa Viejo, natural de Horche (Guadalajara) y la escritora guadalajareña Clara Sánchez.

Una vecina de Yebra, Lola Gómez, también se ha dirigido a las miles de personas congregadas y ha criticado duramente al alcalde de su municipio, Juan Pedro Sánchez, del PP, al que ha acusado "del enfrentamiento de todo un pueblo".

También ha habido palabras de apoyo a la Plataforma contra el ATC de Villar de Cañas, que han pedido al ministro de Industria, Miguel Sebastián, que desestime la posibilidad del cementerio en la región, según dijo uno de sus portavoces.

En sus discursos todos los intervinientes han pedido que se reconozca la "dignidad del pueblo de Guadalajara" por su lucha durante décadas contra el almacén nuclear, ya que en 1988 mostró su desacuerdo contra una instalación de este tipo.

Y "esa lucha fue el germen para triunfar", ha dicho Teresa Viejo, aunque la periodista de la Televisión Regional también ha reconocido que la situación actual es más delicada.