Público
Público

Miles de personas marchan en Madrid por un Sáhara libre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de personas se manifestaron el sábado en el centro de Madrid para pedir la independencia del Sáhara Occidental y una mayor implicación de España en la solución del conflicto.

En la cabecera de la marcha, y con una pancarta con el lema "Por la libertad y la independencia del Sáhara", pudieron verse rostros tan conocidos como el de las actrices Maribel Verdú y Rosa María Sardá, el cantante Fran Perea o el líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.

Al fin de la concentración, que arrancó al mediodía desde la estación madrileña de Atocha hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores, varios miembros de la plataforma "Todos con el Sáhara", entre ellos los directores de cine Icíar Bollaín, Fernando Colomo y Javier Corcuera, leyeron un manifiesto de apoyo al pueblo saharaui.

"Es posible diseñar una solución en unas pocas horas con la simple organización de un referéndum de autodeterminación", afirmó un fragmento del manifiesto leído tras el fin de la marcha, en la que se dieron cita unas 7.500 personas, según fuentes policiales.

"No es un conflicto étnico, ni religioso, ni de dos pueblos peleando por un territorio", agregó el manifiesto, que también pidió que España cese el suministro de material militar a Marruecos.

La marcha transcurrió en un ambiente festivo y los manifestantes portaban pancartas en las que podía leerse "Callar es complicidad" o "Sáhara, paz justa ya", y se escucharon cánticos como "Marruecos culpable, España responsable".

"Quiero reclamar a España y a la ONU que asuman sus responsabilidades frente al pueblo saharaui, que es una demanda popular de la sociedad civil española", dijo a Reuters Bucharaya Beyun, delegado del pueblo saharaui en España.

Beyun afirmó que España sigue siendo jurídicamente responsable en el conflicto, y que este país debe intervenir para que el proceso llegue a su fin.

"He venido para apoyar al pueblo saharaui, porque he estado allí, conozco su causa y sé lo mal que lo están pasando", declaró uno de los manifestantes, Antonio Díaz, que acudió desde la localidad cordobesa de Palma del Río.

Marruecos se anexionó el territorio tras la retirada colonial de España en 1975, dando lugar a una guerra de guerrillas de baja intensidad en el Frente Polisario, que busca un estado independiente con el apoyo de Argelia.

En 1991, se logró un alto el fuego mediado por Naciones Unidas.

El acuerdo de alto el fuego recogía la celebración de un referéndum sobre el futuro del Sáhara Occidental que permitiera a los habitantes del territorio elegir a sus líderes, pero Marruecos se opone, alegando que la región es parte de su territorio.

Decenas de miles de saharauis desplazados por el conflicto viven desde mediados de los 70 en el desierto argelino, dependientes de la ayuda que les llega, principalmente de Argelia, y carentes de todo tipo de recursos.