Publicado: 03.11.2013 20:13 |Actualizado: 03.11.2013 20:13

Miles de personas piden imputar a los directivos del metro de Valencia por el accidente de 2006

La manifestación en la Plaza de la Virgen de Valencia apoya la petición de la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de personas se han concentrado este domingo en la Plaza de la Virgen de Valencia para apoyar la petición de la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio de imputar a los directivos del Metro de Valencia por el accidente de 2006.

La asociación asegura en un manifiesto que estos directivos "conocían los riesgos" que tenían los maquinistas y usuarios de la Línea 1, en la que ocurrió el accidente. La concentración, como cada día 3 desde julio de 2006, recuerda la tragedia en la que murieron 43 personas y otras 47 resultados heridas. Las víctimas han asegurado que, mientras ven como avanza la instrucción del accidente de Santiago, que imputa al órgano responsable de la seguridad en la empresa gestora, "contemplamos atónitos como aquí en Valencia, la jueza Nieves Molina no ve responsabilidad en esos mismos cargos responsbles de garantizar la seguridad en el transporte público".

"Nieves Molina no ve relevante penalmente el hecho de que en varias ocasiones técnicos de metro Valencia solicitaron expresamente que se instalaran balizas que pudieron evitar el accidente", afirma la Asociación durante la concentración, la 85 siete años y cuatro meses después del accidente.

Según el manifiesto, en septiembre de 2005 se propuso sustituir el actual sistema FAP de balizas por otro más moderno ya instalado en el resto de las líneas, y se alertó de la presión a los maquinistas para cumplir los horarios. "Se reiteró la imperiosa necesidad de instalar balizas que controlen la velocidad, no basta una señal en la pared, y la propia empresa se comprometió a instalar balizas en las curvas, ¡pero no lo hizo!", señalan.

Según las víctimas, la dirección de MetroValencia "conocía el riesgo que esto suponía para trabajadores y usuarios, y que la implantación de balizas anulaba este riesgo", pero añaden que fue un "riesgo que voluntriamente quiso asumir". A su juicio, "directivos de MetroValencia, conocedores del altísimo riesgo que corrían los maquinistas y los usuarios de la Línea 1, no utilizaron los elementos mecánicos que se habían comprometido a instalar, y deben ser imputados por ello".

"Esta omisión voluntaria establece un nexo de causa con la muerte de 43 personas y las lesiones de otras 47, ya que de haber actuado conforme la norma elemental de prudencia, recogida en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, hubieran instalado las balizas en cuanto tuvieron conocimiento de su necesidad y el accidente no se hubiese producido", afirman. Según las víctimas, la "relación entre el no cumplimiento de acuerdos y el accidente es clara, aunque Nieves Molina no la quiera ver". Los concentrados portaban cartulinas negras y amarillas para pedir a la Generalitat Valenciana que escuche a las víctimas y busque responsables de la tragedia.

La Asociación de Víctimas del Accidente de Metro del 3 de Julio (AV3J) de 2006 ha recogido ya en el portal change.or más de 126.500 firmas para reclamar al presidente de la Generalitat valenciana, Alberto Fabra, una "investigación veraz" sobre lo sucedido.