Público
Público

Miles de personas siguen afectadas por las inundaciones en Filipinas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de personas siguen afectadas por las inundaciones que afectan al norte de Filipinas y que remiten poco a poco tras los dos tifones consecutivos en cuatro días que han causado al menos 59 muertos, indicaron hoy fuentes oficiales.

Los tifones "Nesat" y "Nalgae", que ya abandonaron Filipinas tras golpear el norte del país, han afectado a 3,25 millones de personas y han causado al menos 31 desaparecidos, según el Centro de Prevención de Desastres.

La última víctima registrada por este organismo es un hombre de 28 años, que se ahogó por las riadas en la provincia de Ilocos Sur, al norte del país.

Los equipos de rescate siguen trabajando en las provincias de Bulacan y Pampanga, al norte de Manila, donde las inundaciones remiten poco a poco tras varios días en que decenas de pueblos fueron anegados con profundidades de hasta tres metros.

Los socorristas se han encontrado con la dificultad añadida de que muchos lugareños atrapados en los tejados de sus casas se negaban a ser evacuados por miedo a que sus viviendas fueran saqueadas en su ausencia.

El nivel de las aguas está tardando en descender debido a que la tierra está saturada y no absorbe más agua y a que varias presas de las isla de Luzón llevan días abriendo sus compuertas para evitar desbordamientos futuros.

Al menos 29 de los fallecidos son menores y, al igual que el resto de víctimas, perecieron ahogados, golpeados por árboles derribados por el vendaval, sepultados por desprendimientos de tierra o electrocutados.

Unas 233.000 personas siguen siendo atendidas en los centros de evacuación provistos por el Gobierno, donde en los últimos días han aflorado problemas de salubridad, mientras que otras 260.000 personas se han refugiado en casas de familiares y amigos.

Según el Centro de Prevención de Desastres, el daño ocasionado por los dos temporales a las infraestructuras y a la agricultura supondrá un coste de más de 8.800 millones de pesos (unos 200 millones de dólares o 150 millones de euros).

"El gasto que nos ocasionan estos tifones será sustraído de dinero que debería haber sido empleado para escuelas, medicinas e infraestructuras", lamentó el secretario de Estado de Ciencia, Graciano Yumul.

El político afirmó que se espera que entre dos y cinco tifones golpeen Filipinas de aquí a diciembre, cuando termine definitivamente la temporada de lluvias.

Entre 15 a 20 tifones visitan Filipinas cada año durante la estación lluviosa que, por lo general, comienza en mayo y concluye en noviembre.