Publicado: 25.10.2014 17:06 |Actualizado: 25.10.2014 17:06

Miles de 'pingüinos' toman el centro de Valladolid para protestar por la suspensión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de personas, la mayoría a bordo de unas 3.000 motos, según la organización, se han manifestado este sábado por el centro de Valladolid a favor de la Concentración Motera de Pingüinos y en contra de la suspensión de la edición prevista para enero de 2015, ante la posibilidad de recibir denuncias ecologistas.

El presidente del club Turismoto, organizador de la concentración y convocante de la manifestación, Mariano Parellada, ha celebrado el apoyo recibido, con la presencia de unas 6.000 personas en total congregadas en la Plaza Mayor de Valladolid, tras anunciar la cancelación la pasada semana por no poder utilizar una zona de acampada localizada en un pinar protegido medioambientalmente.

Con menos frío del que suele acompañar a los 'pingüinos' en enero, la manifestación ha contado con el apoyo expreso del alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, quien ha subido al escenario montado en la plaza y ha dejado la puerta abierta a la celebración de la concentración si "Turismoto tira hacia adelante", por lo que se ha comprometido a trabajar "hasta el último minuto" por una cita que deja en la ciudad entre 4 y 4,5 millones de euros.

Sin embargo, Parellada ha insistido en que no cuentan con los permisos necesarios del Ayuntamiento y de la Junta de Castilla y León, ni con la garantía de que no habrá una denuncia de Ecologistas en Acción, una organización que ha recurrido el emplazamiento utilizado en los últimos años y a la que los tribunales de Justicia han dado la razón.

A pesar de que Turismoto ha recibido "muchas ofertas" para cambiar de ciudad, el organizador ha garantizado que su idea es "seguir en Valladolid", aunque ha condicionado esta decisión a que, al menos en 2016, las administraciones públicas consigan dar una solución a la ubicación de Pingüinos.

En un ambiente festivo, con el tradicional estruendo que acompaña el paso de las motos por los pitidos y los acelerones, la manifestación ha partido de la Acera de Recoletos, llena de motocicletas de variado tamaño, antigüedad y marca, para dirigirse posteriormente hasta la Plaza Mayor de la ciudad, donde les esperaba un escenario en el que ha habido varias intervenciones.

El primero en tomar la palabra ha sido el propio Parellada, quien ha remarcado que la manifestación no tenía intencionalidad política alguna, sino que era una defensa de esta concentración motera, la más numerosa en Europa de entre las que se celebran en invierno. Tras estas breves palabras le ha cedido el micrófono al alcalde, quien ha reiterado el mensaje de que no era una concentración con connotaciones políticas porque entre los presentes había gente que "piensa de muy diversa manera" y a los que únicamente les une "su amor por la moto y la vida sana".

"El Ayuntamiento no ha prohibido, ni va a prohibir, vamos a intentar convencer a aquellos que os acusan de masacrar el pinar de que los primeros interesados en el que el pinar esté en condiciones sois vosotros", ha proclamado León de la Riva, quien ha retado a los ecologistas a decir "a la cara" de los moteros las razones por las que se oponen a la acampada en el pinar de Antequera.

Aunque ha subrayado que no suscribe ni aplaude las "amenazas o insultos contra nadie" y que no está detrás de ninguna campaña contra los ecologistas, León de la Riva ha considerado que el uso de las redes sociales se ha vuelto "en contra" de los grupos que "suelen ir" contra él por estos medios.

El turno de intervenciones lo ha cerrado una de las socias del club Turismoto, Ana Caballero, que ha leído un manifiesto en el que se han mostrado "profundamente decepcionados", pero "obligados por las circunstancias" a desconvocar la concentración motera. El manifiesto ha reconocido el apoyo del Ayuntamiento, pero ha hecho una alusión expresa a que no entienden por qué no cuentan "con el respaldo provincial ni autonómico", en alusión a la Diputación Provincial y la Junta de Castilla y León.

Los participantes en la protesta han portado pegatinas con el lema "Yo soy pingüino" y un grupo de unas quinientas personas ha portado a pie una pancarta en la que se podía leer "Sí a Pingüinos en el Pinar", mientras que los moteros han colocado una bandera en la estatua del Conde Ansúrez, en el centro de la ciudad.