Público
Público

Miles de policías toman Argel ante la manifestación por los cambios en el régimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de policías y centenares de furgones y tanquetas antidisturbios se han desplegado hoy en Argel ante la manifestación convocada en la capital por varios partidos de oposición y organizaciones de la sociedad civil en demanda de cambios en el régimen argelino, según constató EFE.

La capital amaneció tomada por miles de policías, con cientos de furgones y vehículos antidisturbios estacionados en todos los lugares estratégicos del centro de la capital y en los principales puntos del recorrido de la manifestación.

Camiones equipados con lanzadoras de agua a presión, tanquetas y agentes con metralletas en la mano se apostaron en torno a los edificios oficiales y sedes gubernativas del centro de Argel, mientras centenares de vehículos policiales patrullan sin cesar las calles de la ciudad, prácticamente desiertas.

Varios helicópteros de la Policía sobrevuelan también desde esta mañana el centro de la ciudad.

Cerca de 30.000 policías se han movilizado, muchos de ellos trasladados desde otras regiones del país en autobuses civiles, para controlar la situación en Argel.

Algunos medios argelinos aseguran que a las fuerzas policiales se les ha prohibido utilizar fuego real durante la protesta, aunque han recibido instrucciones precisas para evitar cualquier disturbio.

Además del dispositivo policial, se han reforzado los efectivos de la Gendarmería Nacional encargados de controlar las principales vías de acceso a la capital donde, según otros medios, los controles impiden ya el acceso a determinadas personas y vehículos a la ciudad.

El pasado 22 de enero se organizó otra manifestación en Argel por parte del partido opositor de la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), cuyo desarrollo fue impedido por la Policía.

Sus dirigentes denunciaron entonces que se había impedido el acceso a la capital de cientos de manifestantes procedentes de la Cabilia y otras regiones.

La manifestación de hoy, a la que se han sumado varias organizaciones de la sociedad civil como la Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos (LADDH), ha levantado una gran expectación en el país, especialmente tras la caída ayer del presidente egipcio Hosni Mubarak.

El presidente de la LADDH, Mustafá Buchachi, denunció hoy que las autoridades argelinas "que lamentaron la violencia en los últimos disturbios de enero han movilizado a todos los policías del país para impedir una marcha pacífica".

"Es aberrante, con esta reacción el régimen demuestra que no se quiere abrir y que rechaza la democratización de la sociedad", dijo Buchachi y lanzó un llamamiento a los jóvenes a "manifestarse pacíficamente y no responder a las provocaciones".

Por su parte, el portavoz del RCD, Mohcen Belabes, dijo a EFE que en los controles de acceso a la capital "se ha impedido a mucha gente entrar en Argel", especialmente a vehículos procedentes de la región de la Cabilia.

"El poder ha puesto en marcha su dispositivo represivo para disuadirnos pero vamos a manifestarnos sean cuales sean las circunstancias", afirmó.

La manifestación está prevista a partir de las 11 horas locales (10.00 GMT) desde la plaza del Primero de Mayo en el centro de la capital, hasta la de los Mártires, con un recorrido de cerca de 2 kilómetros ante la bahía de la ciudad.