Público
Público

Miles de seguidores apoyan al presidente del CNA al comparecer ante un tribunal por corrupción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) de Sudáfrica y candidato a la presidencia del país, Jacob Zuma, compareció hoy ante la Corte Superior de Pietermaritzburg acusado de corrupción y rodeado de miles de seguidores que proclaman su inocencia.

Zuma, candidato de su partido para los comicios presidenciales de 2009, llegó a la sede del tribunal acompañado por sus abogados y guardaespaldas para responder a acusaciones de corrupción, fraude, blanqueo de dinero y chantaje, en relación con una compra de armas cuando era vicepresidente.

Miles de personas se han concentrado desde anoche en las inmediaciones de la Corte Superior de Pietermaritzburg, capital de la provincia de Kwazulu-Natal, para apoyar a Zuma, cuyo procesamiento consideran "una conspiración política" para tratar de evitar que acceda a la presidencia.

Entre cantos, danzas y pancartas con la figura de Zuma, los concentrados, en su gran mayoría jóvenes y sindicalistas, vigilados por un fuerte contingente policial, coreaban hoy consignas en favor del líder del CNA, partido hegemónico en Sudáfrica.

El estruendo causado por los partidarios de Zuma fuera del edificio de la Corte dificulta la primera sesión del proceso, pues impide a las partes escucharse adecuadamente, según la televisión local.

Se espera que la audiencia finalice mañana y Zuma ha asegurado que está preparado para demostrar su inocencia.

El CNA ha señalado en un comunicado que los derechos de Zuma "han sido repetidamente violados por instituciones del Estado durante la investigación y en el periodo de acusación del caso".

Las juventudes del CNA pidieron ayer la dimisión del actual presidente sudafricano, Thabo Mbeki, compañero de partido y rival dentro del mismo de Zuma, y han exigido la convocatoria de elecciones anticipadas.

Mbeki destituyó a Zuma como vicepresidente en 2005, cuando su asesor financiero, Schabir Shaik, fue condenado a 15 años de cárcel por solicitar sobornos.

Los sobornos, según la acusación en aquel caso, los solicitó Shaik en nombre de Zuma, aunque la Fiscalía desistió del caso contra este último en 2006.

La acusación contra Zuma, que ha negado reiteradamente los cargos, se reabrió en diciembre de 2007, después de lograr la presidencia del CNA, tras una dura campaña contra Mbeki, y se convirtiese de ese modo en candidato del partido para los comicios en los que el año próximo se elegirá al jefe del Estado sudafricano.