Público
Público

Miles de trabajadores de Iberia se concentran en la sede de la aerolínea contra el plan de ajuste

Los sindicatos no descartan que la huelga en la aerolínea continúe en Semana Santa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Después de la reunión matutina entre sindicatos de Iberia y la dirección de la aerolínea, que ha resultado un mero trámite que no ha dado ninguna solución al conflicto, miles de trabajadores de la compañía se han dado cita en la sede de la compañía, en la calle Velázquez de Madrid para expresar su descontento y frustración ante un plan de restructuración económico en la empresa que, según sus pancartas y cánticos, viene impuesto desde Londres sin que el Gobierno español mueva un dedo.

En torno a las 17 horas, la calle Núñez de Balboa era un hervidero de empleados ataviados con silbatos y bocinas y algún petardo. La manifestación ha confluido en la calle Velázquez, delante de la puerta del edificio donde Iberia tiene su sede.

Si el lunes el aeropuerto de Barajas acogía banderas españolas, en esta ocasión las franjas rojigualdas eran la principal seña de identidad, junto con sombreros de pirata, que recordaban el pasado inglés. Sólo hay una diferencia, esta vez el 'saqueo' no es a buques, sino a toda una aerolínea que ha dado beneficios hasta el momento en que se fusionó con British Airways.'Aquello no fue una fusión, fue una absorción en toda regla y ahora la estamos pagando', dice Pedro, trabajador de Iberia desde hace más de diez años. 'Siempre que ha habido problemas los hemos solucionado mal que bien, pero ahora nadie quiere poner remedio', lamenta.

'Lo único que han puesto han sido directivos que venían de arruinar otras empresas para que ahora desmantelen Iberia.'Esto es un atraco. Vemos como vacían una empresa en beneficio de un tercero', dice Jesús, de 49 años, 27 de los cuales ha trabajado como técnico de mantenimiento de aviones. 'No sé si el país puede permitirse esto en las circunstancias actuales, pero el Gobierno (que tiene un 15% de las acciones de la compañía) no quiere mediar. Tan sólo me limitan mi derecho a huelga, porque en estos tres días he tenido que cumplir con los servicios mínimos'. Este empleado también se queja de que 'si algún avión se queda sin reparar o sin examinar es de Iberia, nunca de Vueling ni de Iberia Exprés ni de Air Nostrum. Acabar con Iberia es su prioridad'.

Mientras, pancartas con lemas como 'Lozano, (consejero delegado de Iberia) escucha: Iberia está en la lucha' se hacían escuchar en un manifestación que rodeaba todo la manzana. El portavoz de ASETMA (Asociación Sindical Española de Técnicos de Mantenimiento Aeronáutico), Antonio Lora, antes de pronunciar un discurso ante la multitud, ha explicado a Público las razones que Iberia no ha dado durante la reunión, pero por las cuales no han aceptado las propuestas de los sindicatos para garantizar el futuro de la aerolínea: 'British tiene una deuda enorme. La tenía antes de la fusión y la tapó con trucos contables. Iberia se desmantela para asegurarse de que ellos van a ser fuertes y competitivos, por eso venden nuestro billetes más caros que los suyos, elimina rutas supuestamente no rentables que después hace British o se llevan a Londres nuestra base de datos de clientes'.

'Queremos que el Gobierno medie porque es el principal accionista de la compañía con un 15% de las acciones, pero dicen que no porque son liberales', ha explicado Lora. 'Esto va contra los intereses turísticos de España porque Iberia comunica Europa con Latinoamérica y con Asia y ahora hay que hacer escala para ir allí, todo por órdenes de Willie Walsh (consejero delegado de British Airways)', ha agregado.

Durante el discurso que ha pronuncia junto al presidente de SITCPLA (Sindicato independiente de tripulantes de cabina de pasajeros de líneas aéreas), Antonio Escobar, ha recordado la importancia de que los trabajadores luchen por mantener su empleo y ha criticado el desplante de Iberia del pasado 31 de enero, cuando decidió echar por tierra todo lo avanzado en las negociaciones. 'Queremos que la dirección reponga lo que ha roto porque Iberia tiene que seguir creciendo y conectando España con el mundo'. Ha terminado con una sonada ovación y gritos de 'Iberia unida jamás será vencida' al tiempo que amenazaban con ir a la huelga también en Semana Santa si la dirección no da su brazo a torcer.