Público
Público

Miliband afirma que Karzai caería en cuestión de días o semanas sin fuerzas extranjeras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno del presidente Hamid Karzai caería en cuestión de días o semanas si las fuerzas extranjeras decidieran salir ahora de Afganistán, según afirma el ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, en una entrevista que publica hoy el diario británico "The Guardian".

"Si las fuerzas internacionales se van, se puede hablar del plazo -cinco minutos, 24 horas o 7 días-, pero las fuerzas insurgentes derrocarán a aquellas fuerzas preparadas para presentar resistencia y estaríamos como al principio", dice el ministro británico.

En la entrevista, realizada al término de su visita a Kabul para asistir a la toma de posesión de Karzai para un segundo mandato presidencial, el secretario del Foreign Office pide más tiempo para asegurar que los afganos pueden garantizar por si mismos que los talibanes y Al Qaeda no vuelven a controlar el país.

Miliband admite que es "triste" que los afganos necesiten esta ayuda, pero insiste en que si las tropas extranjeras no estuvieran presentes Afganistán "sucumbiría" en un corto plazo de tiempo.

El Reino Unido ha sufrido un centenar de bajas en el último año en Afganistán, por lo que el responsable de Exteriores dice entender las razones de la opinión pública británica, que en las encuestas muestran un creciente rechazo a esta guerra y piden el regreso a casa de los más de 9.000 británicos en aquel país.

"Ahora, por razones trágicas hay mucho interés", señala Miliband, quien recuerda que "Afganistán no estaba en las primeras páginas de los periódicos hasta hace seis meses por razones obvias".

"Lo que tenemos que hacer es explicar a la gente que los costes de seguir allí son reales, pero que son menores que los costes de abandonar", afirma el jefe de la diplomacia británica.

El argumento del Gobierno laborista de Gordon Brown es que en Afganistán está el frente de batalla en la guerra contra el terrorismo islamista y que dejar Afganistán a su suerte derivaría en nuevos atentados terroristas en suelo británico.

Pese a que los partidarios de una salida de las tropas ha aumentado significativamente en los últimos meses, Miliband no cree que la opinión pública británica vaya a dar "un giro hacia una posición en la que se defienda una retirada inmediata".

Sobre la estimación realizada por el presidente Karzai de un plazo de entre tres y cinco año para el traspaso total del control de la seguridad a las fuerzas de seguridad afganas, el responsable de Exteriores considera que es mejor no fijarse plazos.

"Los plazos artificiales sólo sirven para ayudar al enemigo. Vamos hacia una transición y la palabra transición es mejor que la palabra salida", añade el secretario del Foreign Office.

El Gobierno británico ha ofrecido Londres para celebrar el próximo mes de enero una conferencia internacional sobre Afganistán en la que se elabore una estrategia conjunta que fije un calendario para la completa preparación de las fuerzas de seguridad afganas, el traspaso del control de la seguridad y la retirada militar.

No obstante, Miliband advierte de que una eventual retirada no significaría el final de la implicación occidental en Afganistán.

"Mi razonamiento no es entre quedarse o marcharse, mi razonamiento es que permanezcamos con un objetivo, por un periodo de tiempo y para lograr progresos", dice el ministro.