Público
Público

Miliband resta importancia a la detención de cinco británicos en aguas iraníes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, restó hoy importancia a la detención de cinco ciudadanos británicos por las autoridades iraníes cuando navegaban en un velero por aguas territoriales de aquel país.

En declaraciones a la BBC, Miliband dijo que la situación creada por estas detenciones es un problema "consular" y expresó su confianza en que el incidente se resuelva "sin demora".

"Se trata de cinco civiles, de cinco regatistas que estaban practicando su deporte. Parece que pudieron haberse extraviado involuntariamente y haber entrado en aguas iraníes. Esperamos que el Gobierno iraní lo resuelva sin demora", manifestó.

El secretario del Foreign Office añadió que está esperando una declaración de Irán, pero insistió en que "no hay un enfrentamiento o una discusión" entre los Gobiernos de Londres y Teherán.

"Por lo que nosotros sabemos, están siendo bien tratados, que es lo correcto y lo que esperaríamos de un país como Irán", indicó.

El velero "Kingdom of Bahrain", de la organización "Sail Bahrain" y tripulado por los cinco británicos, fue retenido por barcos militares iraníes el pasado miércoles cuando iba de camino a la regata Dubai-Muscat, precisó el Foreign Office.

Los arrestados son Luke Porter, Oliver Smith, David Bloomer, Oliver Young y Sam Usher.

Las detenciones llegan en un momento de tensión en las relaciones bilaterales entre el Reino Unido e Irán por el polémico programa nuclear de la república islámica, al que Occidente se opone por temor a que pueda ser usado para fabricar armas atómicas.

No es la primera vez que Irán detiene a nacionales británicos en alta mar, ya que la Armada iraní arrestó en 2007 a 15 militares del Reino Unido, que fueron retenidos durante trece días.

Los militares, detenidos por haber invadido supuestamente aguas de Irán, fueron puestos en libertad después de que el presidente iraní, Majmud Ahmadinejad, les concediera el perdón.