Público
Público

Un militar de EEUU desmiente cambios en la política de embarazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un comandante de Estados Unidos en el norte de Irak no tiene previsto llevar a un consejo de guerra a aquellas soldados que se queden embarazadas, pero no ha apagado la controversia de una nueva política sobre embarazos, dijo un portavoz militar el miércoles.

Una nueva directiva del general Tony Cucolo, que dirige a los soldados estadounidenses al norte de Irak, establece posibles castigos que van desde amonestaciones hasta consejos de guerra por comportamientos prohibidos, que incluyen beber alcohol, tomar drogas o quedarse embarazada.

Su política ha sido criticada por algunos abogados de mujeres y el martes cuatro senadores estadounidenses escribieron al secretario del Ejército de Estados Unidos para pedir su rescisión.

"No podemos imaginar un obstáculo más grande para las mujeres en su carrera militar que la imagen de una mujer embarazada que es castigada severamente simplemente por concebir un hijo'', escribieron la senadora Barbara Boxer y otros.

Cucolo defendió las reglas, que tuvieron efecto para sus 22.000 soldados cuando empezó a ocuparse del norte de Irak en noviembre, al considerarlas necesarias para retener el poder de combate ya que las fuerzas de Estados Unidos se preparan para salir de Irak a finales de 2011.

La comandancia de Cucolo incluye algunas de las áreas más peligrosas de Irak, donde las rivalidades étnicas y sectarias han alimentado una insurgencia en apogeo.

El portavoz militar Jeff Allen dijo que Cucolo, que decide personalmente qué castigo reciben los soldados que violan las reglas, había aclarado que él no intentaba enviar a un consejo de guerra a las soldados que se quedaran embarazadas.

"Nunca he planteado consejos de guerra por esto. Tampoco me veo llevando a la cárcel a soldados por esto'', dijo Cucolo a los periodistas en una conferencia telefónica el martes.

Aún así Allen dijo que Cucolo, que se ha mostrado contrario a lo que las informaciones han mostrado, no había cambiado su postura. Quedarse embarazada sigue en la lista de comportamientos prohibidos que podrían resultar en una suerte de castigos que incluyen cargos criminales.

Cuatro de las soldados de Cucolo a las que se descubrió embarazadas desde que la orden entrara en vigor el 4 de noviembre habían recibido cartas de amonestación, dijo Allen. Tres soldados varones involucrados también fueron amonestados, y uno de ellos de manera más severa ya que había cometido adulterio.

"El hecho de que los soldados recibieran cartas de amonestación no representa un cambio en la política, y no se han hecho cambios en la directiva'', dijo.

La política se aplica sólo a los soldados bajo la comandancia de Cucolo. Las reglas de la Comandancia Central de Estados Unidos no prohíben ''contacto sexual entre miembros del servicio solteros y con consentimiento'', pero los comandantes individuales pueden establecer normas que sean más estrictas que esa.