Público
Público

Los militares acusados de abusos no serán repatriados hasta el fin de la investigación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cuatro militares uruguayos acusados de golpear y violar a un joven haitiano en Port Salut (sur de Haití) no serán repatriados hasta que concluyan las investigaciones del caso, informó hoy la jefa de comunicación de la Misión de la ONU en Haití (Minustah), Eliana Nabaa.

Los soldados, pertenecientes al batallón uruguayo de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) han sido apartados de sus funciones tras ser acusados de este acto, que la misión considera "injustificable", señaló Nabaa en conferencia de prensa.

Las autoridades uruguayas investigan el suceso, ocurrido a finales de julio, cuando un joven haitiano de 18 años fue golpeado por los militares y supuestamente sodomizado por dos de ellos, según un informe de la Red Nacional de Defensa de Derechos Humanos (RNDDH) de Haití.

La agresión, grabada por uno de ellos con un teléfono móvil y difundida parcialmente a través de internet, motivó la condena del presidente de Haití, Michel Martelly, y reacciones de rechazo a la Minustah en sectores políticos locales.

La Minustah reafirmó hoy su determinación de que los culpables sean llevados ante la justicia.

Las primeras investigaciones realizadas por las autoridades uruguayas en Haití descartan que se produjera una violación y apuntan a una "mala conducta" de los militares, según publicó hoy el diario El Observador.

El futuro de la Minustah, a la que pertenecía los marinos investigados, está siendo analizado este jueves en Montevideo durante una reunión de ministros de Exteriores y de Defensa de los países que participan en ella.