Público
Público

Militares desertores acusan al régimen yemení de apoyar a Al Qaeda en el sur

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de militares desertores yemeníes acusó hoy al régimen del presidente Alí Abdalá Saleh de apoyar a la red terrorista Al Qaeda en su objetivo de controlar la provincia meridional de Abyan.

En un comunicado, la oficina de información de las fuerzas del Ejército yemení que apoyan la revuelta contra Saleh, que comenzó el pasado 27 de enero, aseguraron que esta ayuda a Al Qaeda es "un crimen y una conspiración contra la patria".

"Tememos que los terroristas logren apoderarse totalmente de la provincia de Abyan y ésta es la esperanza y sueño del régimen en su empeño para atemorizar al mundo de que su fin significará la victoria de Al Qaeda en el Yemen", subraya la nota.

La provincia de Abyan y su capital Zinyibar son escenario de violentos enfrentamientos entre el Ejército y los militantes del grupo terrorista, que controlan la ciudad desde el pasado 27 de mayo.

El grupo de militares desertores, que se autodenomina "Fuerzas del Ejército yemení que apoyan la revolución pacífica de los jóvenes", denunció las dificultades que sufren en esta provincia meridional las tropas.

"La situación de nuestros héroes de las Fuerzas Armadas en Abyan ha llegado a ser difícil debido al intenso respaldo del régimen a los miembros de Al Qaeda y los terroristas", señala el texto.

Por su parte, una fuente oficial de Abyan manifestó su extrañeza por este comunicado y lo consideró "una farsa que no guarda relación la realidad".

Esta fuente, citada por la agencia oficial Saba, dijo que "los miembros de Al Qaeda en Abyan dependen de esos militares", a los que calificó de "traidores que están fuera de la ley y la Constitución".

Desde finales de mayo, las autoridades yemeníes han lanzado una campaña militar para liberar Zinyibar de los terroristas, pero el objetivo real de esta operación es ahora puesto en duda por los militares desertores.

Esta batalla contra Al Qaeda coincide con las protestas que piden la caída del régimen de Saleh, que se encuentra en Arabia Saudí desde principios del pasado junio tras resultar herido en un atentado.

Al Qaeda cuenta con campos de entrenamiento en el Yemen, según las autoridades yemeníes y estadounidenses, y se cree que centenares de partidarios del grupo están escondidos en el sur del país.