Publicado: 16.07.2012 14:37 |Actualizado: 16.07.2012 14:37

Los militares, dispuestos a plantarse ante los recortes del Gobierno

Sería la primera protesta castrense contra un Ejecutivo del PP. La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) cree que la aplicación del tijeretazo de Rajoy provocar&aacu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) no descarta convocar una manifestación específica de militares contra el decreto de recortes aprobado el viernes por el Gobierno. El "malestar" e "inquietud" instalados en el colectivo tras conocer la rebaja de retribuciones y derechos puede estallar en una concentracion que sería la primera de militares contra un Ejecutivo del PP en la historia, tras las cuatro manifestaciones registradas desde 2007 contra los gobiernos de Rodríguez Zapatero.

El secretario general de la AUME, Mariano Casado, declaró a Público que no descartan convocar una manifestación "específica" de militares en protesta por los recortes, haciendo uso del derecho de reunión que les asiste como al resto de los ciudadanos. AUME, que agrupa a unos 4.000 miembros de las Fuerzas Armadas, convocó cuatro manifestaciones entre noviembre de 2007 y octubre de 2010, contra el encarcelamiento de su líder, el brigada Jorge Bravo, y contra legislaciones con las que discrepaban, como la Ley de Carrera Militar.

Tras el tijeretazo de Rajoy, la asociación hizo público un comunicado en el que anunciaba que se sumaría a las iniciativas ciudadanas contra los recortes, pero además, según explicó Casado, estudiará en los órganos de la asociación llevar a cabo "reivindicaciones específicas" del colectivo. Una manifestación de militares sería la primera organizada contra un Gobierno del PP. Sí ha habido en el pasado fuerte malestar de sectores de las Fuerzas Armadas con un Ejecutivo del PP, en concreto por la gestión del ministro Federico Trillo tras el accidente aéreo del Yak-42, donde murieron más de 60 efectivos que regresaban de Afganistán.

Además, Casado cree que la disposición adicional sexta del decreto de recortes, publicado por el BOE el pasado sábado, es demasiado genérica al concretar la aplicación de las medidas a las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, obviando la complejidad de la regulación de estas instituciones. En su opinión, la redacción de la norma generará un "caos" en la aplicación de las medidas.

Casado ha insistido en reclamar al Ministerio de Defensa que, antes de recortar el sueldo a los militares, elimine los gastos supérfluos que se producen en los cuarteles con motivo de celebraciones de patronos, aniversarios, tomas de mando, aniversarios de promociones, uso de pabellones de cargo, juras de bandera civiles o participación en fiestas religiosas. La AUME tiene conocimiento de que se trata de prácticas generalizadas en cuarteles de toda España, aunque no tiene cuantificado su coste. Cree que el Ministerio sí puede establecer el dinero que se gasta en estas actividades y ordenar el ahorro de esas partidas, junto a otras como la reducción del uso de vehículos oficiales o de aeronaves.

En España hay unos 130.000 militares, de los cuales 80.000 son soldados y marineros, y el resto, suboficiales y oficiales. Los peor parados con los recortes son los primeros, que, en sus primeros años de contrato con las Fuerzas Armadas, tienen sueldos que no alcanzan los 900 euros. Defensa ya ha anunciado una reducción de efectivos, de cerca de 2.000 militares, en los próximos años, debido a la crisis.