Público
Público

Los militares entregan el poder a Rajoelina en Madagascar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los jefes de la fuerzas armadas de Madagascar aprobaron formalmente el martes al líder de la oposición Andry Rajoelina como el presidente de una autoridad de transición, terminando con meses de luchas de poder que han dejado 135 muertos en esta isla del Océano Indico.

El ahora ex presidente de Madagascar Marc Ravalomanana renunció el martes y pidió al almirante de la Marina Hyppolite Ramaroson que formara un Gobierno militar, pero los altos mandos rechazaron la idea de que las fuerzas de seguridad gobernaran el país.

"Le dimos poderes totales al señor Andry Rajoelina para que se convierta en presidente de la alta autoridad de transición", dijo a periodistas Ramaroson, en un campamento militar en la capital.

Las semanas de disturbios y protestas callejeras en Madagascar, la cuarta mayor isla del mundo, han afectado la industria del turismo que genera 390 millones de dólares al año y preocupado a los inversores extranjeros en los importantes sectores mineros y de exploración de petróleo.

Algunas potencias occidentales, incluyendo a la Unión Europea, han advertido que suspenderán la ayuda a cualquier gobernante que llegue al poder por la fuerza.

El carismático Rajoelina, de 34 años, aseguraba que el presidente era un dictador que gobernaba Madagascar como si fuera una empresa privada, sin preocuparse por los pobres, y provocando un descontento público generalizado con altos niveles de miseria.

Los seguidores de Ravalomanana señalan que el líder de oposición es un personaje impulsivo que quiere llegar al poder ilegalmente.

IMPACIENTE POR EL PODER

Pese a las preocupaciones en el exterior de que debería haber sido elegido democráticamente, Rajoelina ha obtenido suficientes apoyos internos para consolidar el poder en la enorme isla rica en minerales, situada frente a la costa suroriental de África.

Los analistas afirman que una vez que las fuerzas armadas, que generalmente han sido neutrales en disputas políticas, se pusieron de parte del líder opositor, a Ravalomanana no le quedó más alternativa que dimitir.

Algunos miembros de la disidencia en el interior de las fuerzas armadas fueron acallados, dijeron fuentes diplomáticas.

"Ahora el país tiene que convencer a los donantes de que respaldará la democracia, organizando elecciones y estableciendo un Gobierno de transición", sostuvo Lydie Boka, de la consultora de riesgos francesa StrategieCo.

Rajoelina marchó hasta el despacho presidencial en el centro de la capital tan pronto como su rival renunció. Pero de acuerdo a la Constitución de Madagascar es demasiado joven para ser mandatario, que estipula la edad mínima en 40.

Rajoelina, un ex 'disc jockey' y alcalde destituido de Antananarivo, ha sido nombrado gobernante de una alta autoridad de transición que se comprometió a realizar elecciones generales, locales y presidenciales dentro de dos años.

"Podemos decir que somos libres. Nos espera mucho trabajo. Es el camino que debe seguir Madagascar", declaró.

De acuerdo a la Constitución, el jefe de la Cámara alta del Parlamento debería haber asumido el control después de la dimisión del presidente, y las elecciones deberían llevarse a cabo dentro de 60 días.

La Unión Africana, que se opone a cualquier transferencia de poder no democrática en un continente demasiado familiarizado con sangrientas revueltas, ha demandado que los partidos del país "cumplan escrupulosamente" con la Constitución.