Publicado: 21.04.2014 16:19 |Actualizado: 21.04.2014 16:19

"A los militares nos están recortando la libertad de expresión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Este es el paso de un militar valiente. Ser valiente en el Ejército se demuestra así, dando un paso al frente, como indica el propio título del libro". El brigada Jorge Bravo, presidente y portavoz de la Asociación Unificada de Militares de España (AUME), ha arropado así a Luis Gonzalo Segura, el teniente en activo del Ejército que ha publicado el libro Un paso al frente (Tropo Editores) para denunciar la corrupción y excesos que se dan en el seno de las Fuerzas Armadas. El libro se pone este mismo lunes a la venta y este oficial de 36 años teme que el castigo le llegue pronto. "Nunca antes se ha publicado un libro así", asegura. El objetivo que persigue es mostrar la realidad militar a una sociedad que les dio la espalda cuando terminó el servicio obligatorio. Tanto el autor como las asociaciones están convencidos de que los ejércitos no se regenerarán si no hay un reclamo también desde fuera de los cuarteles.

"Has muchos militares pendientes de la publicación de este libro", ha anunciado Mariano Casado, secretario general de la AUME, la asociación más representativa de los militares, quien ha querido bromear con el teniente: "Te recompensarán con un castigo, pero eso te dará publicidad y será la prueba de que lo has hecho bien". Unas muestras de apoyo a las que también se ha sumado un representante de la Asociación de Tropa y Marinería (ATME). Esperan que el paso de Segura sea solo el primero de muchos más que deben darse para una verdadera democratización de las Fuerzas Armadas.

"Nos encontramos de partida ante una disminución de derechos respecto al resto de ciudadanos", dice Bravo en la rueda de prensa junto al teniente Segura. Bravo sabe de lo que habla. El año pasado estuvo encerrado durante un mes y un día por afirmar que en las Fuerzas Armadas hay gastos superfluos que se pueden evitar en vez de hacer recortes salariales. De esta forma, entiende que donde verdaderamente están recortando a los militares es en este derecho. "Al margen de una novela, este libro es un ejercicio de libertad de expresión, que cada día la tenemos más restringida", ha comentado, indicando cómo las nuevas leyes que prepara el Gobierno de Rajoy van justamente en esta misma dirección. "En adelante va a ser muy difícil que otro militar escriba un libro como este", ha lamentado. A fin de cuentas, "este libro sirve a la lucha que lleva también la AUME por los derechos y las libertades de los militares".

Algunos de los castigos que el teniente Segura esperaba ya han empezado. De momento, le han quitado un complemento del sueldo sin explicación alguna y en los comedores nadie se atreve a sentarse con él. "Y no es por enemistad, tengo muchos amigos, es que no se atreven por lo que les pueda pasar". También asegura que le han hecho una prueba extraordinaria de drogas. "Y ya hay casos de manipular pruebas para calumniar a militares que denuncian, como el de la capitana Cantero, que falsificaron su firma para sancionarla después de haber ganado un juicio por acoso sexual contra un coronel". Tanto él como el editor de Tropo Editores, Óscar Sipán, aseguran haber recibido llamadas y correos de muchos militares, unos de agradecimiento y otros con peores intenciones. "Me han estado insultado por el mail y voy a ver si lo denuncio ante el juez", avisa el teniente.

Por la vía formal es posible que reciba una sanción disciplinaria y sea encerrado de uno a tres meses. Esta sanción no requiere ni la instrucción de un juez, basta con su superior dé la orden. También podrían imputarle un delito, aunque lo ve más difícil porque la defensa sí sería ante un juez y tendría más posibilidades de salir inocente. "Pero la justicia militar no es nada independiente y pueden inventar cualquier cosa", se lamenta. No confía en ella después de haber puesto cuatro denuncias con pruebas por casos de corrupción en las Fuerzas Armadas y ningún juez les haya prestado atención. "Ni siquiera me han pedido las pruebas". Este es el verdadero objetivo del libro, denunciar que la justicia militar no funciona y que de ahí se derivan el resto de males. "El talón de Aquiles para resolver estos problemas es una justicia militar independiente".