Público
Público

Millet pagó al menos 13.000 euros para la campaña municipal de CiU en Ametlla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fèlix Millet pagó al menos 13.000 euros para la campaña de CiU en las elecciones municipales de 2007 en L'Ametlla del Vallès (Barcelona), según consta en la nueva documentación hallada en el Palau de la Música, que ya obra en poder del juez y de la comisión de investigación del Parlament.

Esta documentación, a la que ha tenido acceso Efe, figura en la carpeta "Campanya CiU. Esteve Escuer. Elecciones Ametlla. Maig 2007", que ha aparecido durante la reorganización de los archivos del Palau de la Música y que el actual director de la institución, Joan Linares, ha enviado ya al Parlament y al juzgado.

En la carpeta aparece una especie de recibo, en una hoja en blanco sin ningún membrete, fechado el 27 de febrero de 2007, firmado por Esteve Escuer -que entonces era presidente del comité ejecutivo local de CDC-, quien escribe: "He recibido de Fèlix Millet la cantidad de trece mil euros (13.000 ?)".

Entre los documentos que aparecen en la carpeta hallada en el Palau de la Música también figura un detallado presupuesto de la campaña de CiU en las elecciones municipales de 2007, que sube hasta los 25.500 euros.

En el cuadro económico con este presupuesto también se detallan las fechas de tres entregas por valor de 10.000 euros (1 de marzo de 2007), 7.500 euros (1 de abril) y 8.000 euros (1 de mayo), más una anotación a mano por otros 4 millones extra.

Entre las partidas presupuestadas figuran una cena para presentar al candidato (3.000 euros), un aperitivo festivo de campaña (1.500 euros), las pancartas (3.000 euros), el servidor web (2.000 euros), el envío de la publicación "Parlem-ne" (1.000 euros), el alquiler del local electoral (4.000 euros) y el alquiler de la grúa para colgar pancartas y pósters (2.000 euros).

Esta carpeta ha sido hallada por los actuales responsables del Palau de la Música entre los documentos depositados en las dependencias de la secretaria de la antigua presidencia y que no fueron requisadas por los Mossos d'Esquadra cuando entraron en el Palau de la Música en julio del pasado año a instancias de la fiscalía.