Publicado: 05.03.2014 18:26 |Actualizado: 05.03.2014 18:26

El millonario caché de Bernanke: 180.000 euros por 40 minutos de conferencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ben Bernanke cobró 250.000 dólares (182.481 euros) por su primera aparición pública, un discurso de 40 minutos en un acto celebrado en Abu Dabi, desde que el pasado 31 de enero abandonase la presidencia de la Reserva Federal de EEUU (FED), cargo por el que en 2013 recibió una retribución anual de 199.700 dólares (145.765 euros).

En su primera aparición pública, patrocinada por el Banco Nacional de Abu Dabi, los asistentes pagaron 2.000 dólares (1.460 euros) por atender al evento, donde también participó el exsecretario del Tesoro de EEUUU Lawrence Summers, cuyo nombre sonó durante bastante tiempo como uno de los más firmes candidato a sustituir a Bernanke al frente a del a Fed.

En su intervención en este foro, al que acudieron numerosos representantes de la banca y el sector financiero, Bernanke aprovechó para rememorar la actuación del banco central estadounidense durante la crisis financiera de 2007-2009, una cuestión que también repasará en un libro de memorias de próxima aparición.

De este modo, Bernanke se incorpora al circuito privado de conferenciantes procedentes del sector público, donde un expresidente de la FED siempre resulta un reclamo especialmente llamativo, puesto que sus comentarios pueden conllevar importantes movimientos en los mercados.

"Obviamente disfrutará los frutos del libre mercado", indicó Jan Baran, del bufete estadounidense Wiley Rein. "Va a comprobar en primera persona la teoría de la oferta y la demanda".

De hecho, abogados y representantes consultados calculan que el caché de Bernanke, que se mantuvo ocho años al frente de la FED durante un periodo especialmente tumultuoso, puede rondar los 250.000 dólares por conferencia

El predecesor de Bernanke en la FED, Alan Greenspan, realizó su primera intervención en un acto de este circuito privado de conferenciantes apenas una semana después de abandonar el banco central.

En concreto, el que entonces era conocido como el Maestro se embolsó en enero de 2006 un total de 250.000 dólares por un discurso en una cena privada organizada por Lehman Brothers y otros 120.000 dólares por participar el mismo día en un chat con inversores de Japón.