Público
Público

Millones de africanos pueden sufrir los efectos de la falta de agua en 2020

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario ejecutivo de la convención cuadro de la ONU sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer, afirmó hoy que la crisis financiera tendrá impacto en la lucha contra el cambio climático y advirtió de que 250 millones de africanos sufrirán de falta de agua en 2020 si no se adoptan las medidas adecuadas.

En la conferencia de Argel sobre Cambio Climático, que reúne a más de 40 ministros africanos de Medio Ambiente, De Boer señaló, sin embargo, que la reciente cumbre del G-20 lanzó un mensaje claro de que la crisis "no puede servir de excusa para olvidar la lucha contra la pobreza y contra las consecuencias de las modificaciones del clima en los países menos desarrollados".

Subrayó que la crisis financiera tuvo su origen en el endeudamiento de los Estados Unidos y afirmó que "sería inmoral" que ahora los países pobres "tengan que pagar la deuda de los ricos, mientras éstos consagran su dinero a salir de la crisis y desarrollarse".

Los países desarrollados emiten las tres cuartas partes del conjunto de gases de efecto invernadero causantes de las modificaciones del clima, que se sufren especialmente en continentes como el africano, cuya tasa de emisión de gases es muy baja, según destacaron la mayoría de los participantes en la conferencia de Argel.

"Los países que contaminan son los que deben aportar soluciones y ayudar a los países en desarrollo a reducir las suyas", recalcó De Boer.

El encuentro de la capital argelina, que concluirá mañana, debe servir para adoptar una estrategia de actuación conjunta de actuación de los países africanos ante la próxima Cumbre Mundial sobre Cambio Climático que se celebrará en Conpenhague a finales de 2009.

La última cumbre mundial de Bali instó a negociar un futuro acuerdo global de lucha contra los gases de efecto invernadero hasta la reunión de la capital danesa, al tiempo que prorrogó el protocolo de Kyoto, vigente hasta 2012.

El responsable de Naciones Unidas opinó que no puede encontrarse ninguna solución global al cambio climático sin la implicación de los Estados Unidos y destacó que el nuevo presidente electo norteamericano, Barack Obama, ha reiterado que quiere implicar a su país en esa lucha.