Público
Público

Millones de chiíes conmemoran hoy el fin del luto por la muerte del imán Al Husein

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Millones de chiíes participan hoy en la festividad chií del "arbaín", que conmemora el final de los cuarenta días de luto guardados cada año en recuerdo de la muerte en el campo de batalla del imán Al Husein hace más de 1.300 años.

Cientos de miles de fieles han ido llegando en peregrinación durante los días pasados a la ciudad de Kerbala, a 110 kilómetros al sur de Bagdad, lugar donde Al Husein murió junto a su hermano, Al Abas, en el año 684 en la batalla de Tuff, contra el ejército del califa omeya Al Yazid.

Los rezos y los lamentos acompañados por la flagelación y el rítmico golpeo de los pechos que se eleva como un eco sordo de dolor, invaden esta jornada en la que en muchas ocasiones la sangre termina convirtiéndose en la máxima expresión de la tristeza.

Los chiíes no pudieron salvar a su Imán y ahora se lamentan.

Al Husein era el nieto del profeta Mahoma y el tercer imán chií después de su padre Ali Ibn Abu Talib -que se casó con una hija de Mahoma- y de su hermano Al Hasan.

Más de 40.000 soldados y policías se han desplegado hoy en Kerbala para evitar incidentes durante la celebración de una de las fiestas más importantes del calendario chií.

Los efectivos policiales y militares han impuestos severos controles de seguridad en las carreteras de entrada a la ciudad para intentar evitar que se repitan los atentados terroristas que otros años han acabado con la vida de decenas de personas.

De acuerdo con las previsiones adelantadas por el Ministerio del Interior más de seis millones de peregrinos, en su gran mayoría vestidos de riguroso negro, tomarán parte en los rituales de conmemoración del martirio del tercer imán de los chiíes.

En los rituales ha tomado parte el vicepresidente del país, el chií Adel Abdel Mahdi que según un comunicado de la presidencia partió ayer a pie desde Bagdad hacia Kerbala.

"La batalla de Kerbala representa la revolución del justo contra el injusto", dijo Abdel Mahdi.

Asimismo, más de 70.000 chiíes provenientes de Irán, Pakistán y otros países han pasado por Bagdad camino de Kerbala, según datos del gobierno.

Por su parte, el general Raed Shaker Yawdat, máximo responsable del dispositivo de seguridad ha anunciado la detención de ocho militantes del grupo "Soldados del cielo", dirigidos por Ahmed al Yamani, que asegura ser el "Mahdi al Muntazer" -el guía que esperan los chiíes desde su desaparición en el año 784-.

Asimismo, en varias campañas de seguridad se han confiscado 300 proyectiles de mortero y 120 rifles de asalto.

A pesar de las intensas medidas de seguridad desplegadas desde hace varios días, al menos 63 personas murieron la semana pasada en un sangriento atentado en la ciudad de Iskandariya, 50 kilómetros al sur de Bagdad.

Los rituales del "arbain" incluyen la visita del mausoleo de Al Husein y de su hermano Al Abbas, considerados "los mártires de la justicia y la verdad en la lucha contra la injusticia".