Público
Público

Milos Forman presenta la versión fílmica de su musical "Un paseo bien pagado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director checo-estadounidense Milos Forman asistió hoy en la 44 edición del Festival de Cine de Karlovy Vary (República Checa) al estreno mundial de "Un paseo bien pagado", una versión cinematográfica de su adaptación teatral de la ópera bufa del mismo nombre.

Se trata de un regalo para la posteridad para todos aquellos que aún no han podido asistir al Teatro Nacional de Praga para ver esta importante coproducción con el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, y que se presenta en cartel periódicamente desde 2007.

Dicha ópera bufa, cuyo libreto data de los años 60, fue llevada a televisión en el pasado, aunque con música "enlatada", mientras que ahora "todas las interpretaciones son en vivo", explicó hoy Forman, autor también de la adaptación teatral junto con sus dos hijos mayores, Matej y Petr.

La obra aborda la corrupción a causa del dinero y la búsqueda del amor genuino o, al menos, depurado del máximo de corruptelas humanas.

"Esta obra tiene un sentido social hasta hoy, aunque es verdad que la gente antes, en los años 60, no tenía dinero", señaló con ironía el afamado director, que se exilió a EEUU a finales de esa década.

"Un paseo bien pagado" es un poderoso espectáculo visual por su música, aire sensual, carga nostálgica, y excelentes interpretaciones, entre las que destacan las de dos jóvenes promesas de la escena praguense: Dasa Zazvurkova y Tereza Kalova.

"El 50 por ciento de la película está en la poesía de Jiri Suchy (el autor de la obra), que no se puede traducir", ha reconocido también Forman, dos veces laureado con el Óscar por "One flew over the cuckoo's nest" ("Alguien voló sobre el nido del cuco", 1975) y "Amadeus" (1984).

Esa riqueza de la lengua "contrastaba con el lenguaje del desierto del régimen anterior. Era como música celestial cuando es oída por los ateos", indicó el director.

En cuanto a la génesis de la obra teatral, Suchy se mostró al principio reacio con el proyecto de Forman de llevar la obra a los escenarios, por ser concebido al más puro estilo de Broadway.

"Hoy me da vergüenza de ese escepticismo inicial. Lo siento", ha dicho el veterano artista.

Y es que de los cinco personajes iniciales se ha pasado a una pléyade de coros, dos orquestas -de jazz y ópera- y varios grupos de danza.

"Hemos tenido que aprender a mover piernas y brazos", precisó Zazvurkova.