Público
Público

Un minero ejecutado por Franco, primer exhumado tras el 20-N

Los restos de Nicomedes Fernández, asesinado en 1938, fueron rescatados en una cuneta en Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nicomedes Fernández, un minero de Nerva (Huelva), asesinado por los golpistas en febrero de 1938, se convirtió ayer en la primera víctima exhumada tras las elecciones generales del pasado domingo. Sus restos fueron encontrados en una cuneta del pequeño municipio de Él Álamo (Sevilla).

Un equipo de la Asociación para la Recuperación de la Memoria (ARMH) se desplazó desde El Bierzo (León) a la localidad sevillana tras la petición de Santiago Fernández, un sobrino de Nicomedes que le prometió a su madre antes de morir que haría todo lo posible por encontrar al hermano que perdió cuando ella tenía 18 años.

El testimonio de otra hermana de Nicomedes, que emigró a Bélgica en busca de trabajo, fue determinante para encontrar el lugar exacto en el que los franquistas habían tirado el cuerpo sin vida de este minero. 'Nos contó que recordaba el lugar exacto de la fosa porque de pequeña llevaba flores a la tumba', aseguró Santiago hace una semana a Público.

Sus familiares cuentan que Nicomedes trabajó para la Rio Tinto Minera Company hasta el 18 de octubre de 1934. Cuando las tropas de Franco tomaron Huelva, pasó un tiempo escondido en la sierra local. Sin embargo, el temor a que los golpistas tomaran represalias contra sus hermanas y su madre hizo que volviera al domicilio familiar. Poco después, se entregó en el cuartel de Nerva.

Su sobrino sostiene que una de sus hermanas pudo decirle que, al no haber matado a nadie, no tendría por qué pasarle nada. Sin embargo, a la mañana siguiente, ya le habían matado. Otro hermano de Nicomedes que también era minero, Benito, murió en 1936, desangrado en un tiroteo.

Desde la ARMH aseguran que en esa misma fosa podrían encontrase también los restos de otra persona de identidad desconocida. Los trabajos de exhumación continuarán, al menos, durante dos días más.