Publicado: 23.07.2014 18:59 |Actualizado: 23.07.2014 18:59

El Ministerio de Economía ya sospechaba de las irregularidades en Bankia a principios de 2012

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Economía comenzó a preocuparse por Bankia a comienzos de 2012 y por ello incluso barajó la posibilidad de su nacionalización mucho antes de que recibiera una inyección pública de 19.000 millones en mayo de ese año.

Las inquietudes se recrudecieron con el informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) del 25 de abril de ese año sobre la situación de Bankia, que el ex director general de Política Económica, Antonio Carrascosa, ha calificado de "conservador" y para el subsecretario de Economía, Miguel Temboury, fue "preocupante", según han declarado ambos durante sus testificales en la Audiencia Nacional.

Tanto el subsecretario de Economía como Carrascosa, actual director general del FROB, han manifestado que las preocupaciones del Ministerio por el sistema financiero español en general y por Bankia en particular arrancaron a comienzos de 2012, han informado fuentes presentes en su declaración. El 25 de abril, el FMI alertó de que "para preservar la estabilidad financiera, resulta crítico que esos bancos, sobre todo el mayor de ellos, adopten medidas prontas y decisivas para reforzar sus balances y mejorar su gobernanza", lo cual incrementó su desasosiego.

Economía nunca puso un tope a la petición de fondos

Aunque el informe se situaba en la línea de lo que pidió el Banco de España a Bankia, cuando aún estaba presidida por Rodrigo Rato, al aprobar su primer plan apenas ocho días antes, Carrascosa ha considerado que el FMI era incluso "conservador" con el sistema financiero español. Por esas fechas, el Ministerio y el Banco de España ya trabajaban de forma coordinada para que el equipo del expresidente de Bankia presentara un nuevo plan más ambicioso, que se concretó en la petición de una ayuda pública de 7.000 millones, aunque Temboury ha recalcado que Economía nunca puso un tope a la petición de fondos.

No obstante, ha precisado que había que controlar el volumen de necesidades de saneamiento de las entidades y el disponible de ayudas públicas, pero ha hecho hincapié en que era el Banco de España, como supervisor, quien estaba en condiciones de concretar las exigencias de capitalización de cada entidad. El supervisor era el competente, además, para valorar si la cantidad pedida por Rato era o no suficiente.

Según las fuentes consultadas, el juez Andreu ha querido saber también si el Ministerio hizo alguna comprobación sobre la necesidad de ayuda de Bankia y si los 19.000 millones que después pidió el nuevo equipo de José Ignacio Goirigolzarri era la correcta. A ello ha respondido Carrascosa, que ha dicho que esa cantidad la calculó la entidad y que no hubo una actividad propia de comprobación de su departamento ya que, en todo caso, el contraste de las cifras era competencia del Banco de España.

Rato interpretó el informe del FMI como un "respaldo" a su gestión

 Previamente a que el FMI emitiera su informe, que Rato interpretó como un "respaldo" a su gestión, según dijo el exbanquero en su declaración ante Andreu en diciembre de 2012, se produjeron reuniones al más alto nivel entre Economía y el FMI para hablar sobre la situación de Bankia. Después, el 27 de abril, se celebró una reunión entre el entonces director general de supervisión del Banco de España, Jerónimo Martínez Tello, y el equipo de Rato, para acelerar un nuevo plan para calmar a los mercados.

 El día 29, Carrascosa recibió un correo electrónico del entonces jefe de Gabinete de Presidencia, Luis Maldonado, en el que ya se aludía a medidas de saneamiento más agresivas, si bien el testigo ha explicado que se trataba simplemente de un anticipo de un borrador del que se había hablado en los primeros días de mayo. Carrascosa y Temboury recibieron dicho borrador el 4 de mayo de manera informal, a través de un correo electrónico, pero ambos han apuntado a que no hubo tiempo material para analizarlo en profundidad, pues Rato dimitió tres días después.

Ninguno de los dos supo de la reunión entre los tres grandes banqueros españoles, el ministro y Rato durante ese fin de semana, aunque han enmarcado el encuentro dentro de la lógica dada la situación que se estaba atravesando.



http://www.quoners.es/debate/cual-es-tu-valoracion-del-desempeno-de-la-labor-y-resultados-de-la-cnmv