Público
Público

La ministra de Exteriores cree que la relación con Marruecos no cambiará con el gobierno del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ministra de Asuntos Exteriores en funciones, Trinidad Jiménez, se ha mostrado hoy convencida de que la relación entre España y Marruecos no cambiará con el Gobierno del PP, ni con la victoria de los islamistas en las elecciones legislativas celebradas en el país magrebí.

Jiménez ha dicho estar segura de que el Ejecutivo de Mariano Rajoy "va a mantener el empeño" para que las "buenas relaciones" entre ambos países prosigan en los próximos años.

La ministra en funciones ha hecho estas declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados después de intervenir en un foro sobre los procesos de cambio en el mundo árabe.

En opinión de Jiménez, la acción exterior del PP va a ser, "en general, una política de continuidad".

"Se trata de defender los intereses de España, de mantener unas buenas relaciones con los países vecinos fundamentalmente, y estoy segura de que el nuevo gobierno va a mantener ese empeño de mantener las buenas relaciones con Marruecos", ha explicado.

Jiménez ha confiado en que la relación con Rabat siga siendo "estratégica, basada en la historia común y en los intereses compartidos en el ámbito de la seguridad, económico y cultural".

"Apuesto por una buena relación de colaboración y cooperación entre los dos países y los dos gobiernos", ha subrayado.

La titular de Exteriores en funciones ha felicitado al islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD) por su victoria en las elecciones legislativas en Marruecos tras obtener 107 de los 395 escaños de la Cámara de Representantes.

Ha expresado su deseo de que en esta nueva etapa, el país magrebí "continúe con la consolidación del proceso democratizador abierto hace algunos años y que se está viendo que avanza día a día".

"Van a tener el apoyo y la colaboración permanentes de España para que logre este objetivo", ha asegurado.

De acuerdo con la nueva Constitución marroquí, el nuevo jefe de gobierno debe salir de las filas del partido más votado, aunque la formación islamista que lidera Abdelilah Benkirán no cuenta con mayoría absoluta.

El PJD ha aventajado en casi 50 escaños al partido que está ahora en el poder, el nacionalista Istiqlal del primer ministro Abás el Fasi.

Jiménez ha valorado que los comicios hayan transcurrido en el marco de "una gran estabilidad y de un correcto desarrollo democrático".

Ha restado importancia al hecho de que la participación haya sido solo de un 45 por ciento del censo, una cifra que, según la ministra, está "dentro de la normalidad".