Público
Público

Ministro Ángel Gabilondo reivindica el valor de la palabra al recibir el "honoris causa" en la UNAM

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Educación español, Ángel Gabilondo, reivindicó hoy el valor del pensamiento y de la palabra como "formas efectivas de configuración y de transformación del mundo" en la ceremonia donde recibió el doctorado "honoris causa" por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En un discurso titulado "Una palabra", pronunciado durante la ceremonia solemne celebrada en el Palacio de Minería de Ciudad de México, Gabilondo habló en nombre de las 16 personalidades honradas con la misma distinción por la universidad, que conmemora su centenario.

"Nunca seremos del todo libres mientras no lo seamos todos, nunca nuestra palabra será afectiva y justa mientras el dolor y la pobreza alcance a alguien", dijo el ministro español en la ceremonia.

Doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), de la que fue rector, Gabilondo insistió en que en el mundo actual "hemos perdido el logos (palabra) (...) poniéndolo todo perdido de palabras que no dicen".

Señaló que si hay un vínculo común entre los honrados hoy éste es la "voluntad de ser palabra" entre personalidades que "no sólo la cuidan, la generan, la crean, la nutren, la aman, también la comparten (...) con el decir verdadero".

Sugirió aprovechar este vínculo con la UNAM para "reivindicar la educación, la formación, la ciencia, la investigación como caminos para luchar contra esa miseria e ignorancia del mundo".

Para Gabilondo, "en un mundo que ha hecho del éxito rápido, de la acumulación del poder, un sentido, resulta admirable celebrar la austeridad y la sencillez de los valores del compromiso, de la defensa y de la lucha por la diversidad".

También reivindicó "lo intercultural", "lo singular", "la pluralidad", y, en suma, "el derecho a la diferencia sin diferencia de derechos".

En nombre de los nuevos honoris causa señaló que la ceremonia de hoy les hacía "mejores, más decididos y más valientes" además de más queridos desde la prestigiosa universidad.

"Sólo la generosidad de las instituciones, la generosidad de la UNAM explica la verdadera razón de este acto. Así que si una palabra he de decir en nombre de todos, es la palabra 'gracias'", añadió.

A Gabilondo, el Consejo Universitario de la UNAM le concedió el honoris causa por sus "contribuciones a la educación y su pasión en el ejercicio del razonamiento que abra nuevos horizontes al ser humano".

Los nuevos doctores fueron el escritor peruano Mario Vargas Llosa, la luchadora por la salud y educación nicaragüense Mirna Kay Cunningham, la defensora de los derechos de la mujer egipcia Nawal El Saadawi, el lingüista estadounidense Noam Chomsky, el ingeniero sísmico argentino Vitelmo Vittorio Bertero Risso y la abogada francesa Simone Veil, quien no pudo acudir a la ceremonia.

Igualmente fueron investidos el filósofo y poeta catalán nacionalizado mexicano Ramón Xirau, la filóloga alemana también nacionalizada Margit Frenk, el médico Fernando Ortiz Monasterio, el economista David Ibarra Muñoz, el artista Federico Silva, el poeta Cervantes José Emilio Pacheco, la arqueóloga Linda Manzanilla, y el astrofísico Luis Felipe Rodríguez Jorge, todos ellos mexicanos.

Al escritor Carlos Monsiváis, fallecido el pasado 19 de junio de 2010 a los 72 años, el honoris causa se le otorgó a título póstumo.