Público
Público

Un ministro brasileño dice que el suministro de gas de Bolivia es casi normal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro brasileño de Minas y Energía, Edison Lobao, garantizó hoy que fue "casi restablecido por completo" el suministro de gas de Bolivia, que el pasado miércoles había sido parcialmente interrumpido por un atentado contra un gasoducto.

Después del incendio en una válvula del gasoducto, Brasil sufrió una reducción de tres millones cúbicos de gas, que se sintió en la jornada del miércoles, detalló Lobao en una rueda de prensa en Brasilia.

En la mañana de hoy la situación "se agravó mucho", en palabras del ministro, con una reducción de cerca de 15 millones de metros cúbicos en el suministro de gas.

El ministro aludió a informaciones procedentes de Bolivia, según las cuales hoy se suspendió el envío de más de la mitad del gas contratado por Brasil, después de producirse esta madrugada una nueva interrupción en un gasoducto del sureste del país, donde se llevan a cabo protestas contra el Gobierno, que ya causaron 4 muertos.

La interrupción fue provocada por la "manipulación" en la válvula de un gasoducto en la estación de Buena Vista.

Bolivia abastece más de la mitad del mercado de gas natural de Brasil, a través de un gasoducto de 3.000 kilómetros de longitud, manejado por una empresa binacional, con capacidad nominal para transportar 30 millones de metros cúbicos por día del combustible.

Hasta las 17.00 hora local (20.00 GMT), el flujo de gas ya había sido "casi normalizado" y solo faltaban en torno a tres millones de metros cúbicos de los 30 millones diarios que recibe Brasil de ese país andino, según el ministro.

No obstante, según Lobao, "aún no existe una situación de total seguridad", pero manifestó su esperanza de que se termine de normalizar la situación en el plazo de dos o tres días.

El ministro detalló que el Gobierno tomó medidas, como la desconexión de una central termoeléctrica de la petrolera estatal Petrobras, para reducir la demanda brasileña y evitar que el desabastecimiento de las grandes ciudades.

"Si la interrupción de gas hubiera continuado, el suministro de las ciudades Sao Paulo y Río de Janeiro habría sido afectado", afirmó.

Lobao recordó que el Gobierno boliviano envió tropas para garantizar la seguridad del gasoducto e indicó que Petrobras envió en helicóptero a varios técnicos que analizaron el estado de las 16 válvulas del lado de la frontera boliviana.

La válvula dañada en el incendio fue reconectada y los técnicos trabajan ahora en las tareas de enfriamiento. "Hoy o mañana estará recompuesta", garantizó el ministro.