Público
Público

El ministro británico de Economía promete medidas contra la crisis financiera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro británico de Economía, Alistair Darling, aseguró hoy que el Gobierno tomará las medidas que sean necesarias para afrontar la crisis financiera, y prometió una mayor regulación a fin de estabilizar el sector bancario.

En su intervención hoy ante el congreso del Partido Laborista reunido en Manchester, norte de Inglaterra, Darling advirtió, no obstante, que hay "un camino lleno de baches", pero resaltó que el Reino Unido está en posición de afrontar estas "tormentas globales".

Según explicó, el Gobierno presentará en dos semanas un nuevo proyecto de ley sobre la reforma bancaria, con la que se pretende fortalecer la regulación del sistema bancario y facilitar la intervención en caso de que una entidad bancaria tenga dificultades.

"También presentaremos medidas para proteger a los ahorradores", dijo Darling, y prometió contar con una "regulación efectiva".

"Estamos aplicando, tanto aquí en el Reino Unido como a nivel internacional, una fuerte regulación financiera que nadie duda que necesitamos", agregó.

El ministro reconoció que el país se enfrenta a desafíos "sin precedentes", aunque resaltó que el Gobierno ha aplicado las medidas adecuadas para impedir que se repitan los actuales problemas.

"La prioridad es estabilizar el sistema bancario. Si no lo hacemos, la economía del mundo está en riesgo", puntualizó.

Darling aprovechó su discurso para dar un espaldarazo al primer ministro británico, Gordon Brown, cuyo liderazgo es cuestionado por algunos diputados laboristas, al afirmar que es la persona ideal para afrontar momentos que calificó de "inciertos".

"Estos son tiempos inciertos. Pero una cosa estoy seguro y es que tenemos el primer ministro correcto, el equipo adecuado y las políticas correctas para ayudar al país", señaló.

En cuanto a la inflación, Darling reconoció que es muy alta, pero puede ascender aún más antes de retroceder el año próximo.

Defendió su decisión de anticipar sobre las dificultades económicas que se presentan por delante.

"Estamos afrontando problemas reales. Nuestra economía, junto con otros países desarrollados, puede desacelerarse. Es mi trabajo ser realista. Llevará un tiempo superar estos problemas", dijo.

Poco antes y en referencia a las conjeturas de los últimos días en el sentido de que el Gobierno subirá los impuestos para afrontar la crisis financiera, Darling dijo a la BBC que no es el momento adecuado para causar más dificultades a los contribuyentes.

"No es el momento de imponer una carga adicional", insistió el ministro, y agregó que "la gente afronta dificultades, creo que no puedo ser más claro en esto".

"Es correcto que en este momento apoyemos la economía. También es correcto que tomemos medidas para corregir algunas de las cosas que han resultado equivocadas en el sector bancario", dijo.