Público
Público

El ministro británico rechaza la nacionalización de los bancos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Tesoro de Reino Unido, Paul Myners, se declaró el jueves en contra de la nacionalización de los bancos, y dijo que el Gobierno quería apoyar la vuelta del sector de la banca comercial a un funcionamiento efectivo.

Las fuertes bajas de los precios de las acciones bancarias llevaron el miércoles al presidente de la Comisión del Tesoro del parlamento británico a instar al Gobierno a que nacionalice Royal Bank of Scotland y Lloyds Banking Group.

Pero Myners, el ministro que supervisa la City, el distrito financiero de Londres, dijo que el sector público no podía igualar la capacidad de una banca y unos mercados bien administrados para favorecer la generación de riqueza.

"Es por eso que el Gobierno tiene una política de apoyar un retorno a un sector bancario comercial efectivo, en lugar de la nacionalización", escribió en un artículo en el diario Financial Times.

"Nuestra meta es respaldar a la economía eliminando las barreras al crédito y restaurando un sistema bancario efectivo, comercial y de propiedad privada", sostuvo.

El Gobierno, que inyectó 37.000 millones de libras esterlinas (39.570 millones de euros) en los bancos en un primer paquete de rescate en octubre pasado, reveló esta semana un segundo plan de salvamento, pero no ha logrado calmar a los inversores.

El Gobierno posee el 43 por ciento de Lloyds Banking Group y esta semana elevó su participación en Royal Bank of Scotland al 70 por ciento. Al comienzo de la crisis financiera, Londres se había visto forzada a nacionalizar los prestamistas hipotecarios Northern Rock y Bradford & Bingley.

Los diarios The Daily Telegraph y Times informaron el jueves de que cualquier intento de Barclays para recaudar capitales adicionales podría activar una cláusula que daría el control del banco a inversores de Oriente Próximo.

El año pasado, Barclays optó por recaudar capitales privados en lugar de participar en el rescate del Gobierno británico.

El fondo soberano de Qatar y el jeque Mansur Bin Zayed Al Nahyan, un hermano del gobernante de Abu Dabi, invirtieron hasta 5.300 millones de libras esterlinas en el banco.