Público
Público

El ministro de Defensa ruso descarta que haya un acuerdo de cese al fuego con Georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El viceprimer ministro y ministro de Defensa ruso, Sergei Ivanov, descartó hoy que haya un acuerdo de cese al fuego con Georgia, un país aliado de EE.UU. al que acusó de llevar a cabo una "limpieza étnica", o genocidio, en Osetia del Sur.

"Acuso a los líderes georgianos de limpieza étnica, porque su meta política era eliminar a la población, una ínfima población de Osetia del Sur, porque sin ella es imposible reintegrar a Osetia del Sur a Georgia", afirmó Ivanov en una entrevista con la cadena estadounidense por cable CNN.

"Como resultado de lo que ha ocurrido, ahora estoy totalmente seguro de que una negociación política, digo entre Georgia y Osetia del Sur, jamás será una realidad en las próximas décadas", agregó.

Preguntado sobre si Rusia suscribiría el acuerdo de cese al fuego firmado por el presidente de Georgia, Mijaíl Saakashvili, Ivanov contestó rotundamente:"no es un acuerdo de cese al fuego. Un cese al fuego es firmado por ambas partes cuando se reúnen".

De esta forma, Ivanov reiteró su rechazo a los esfuerzos de la Unión Europea de negociar un cese de las hostilidades, porque el Gobierno del Kremlin considera que Tbilisi tiene que negociar directamente con las regiones separatistas de Osetia del Sur y Abkhazia.

En días pasados, Saakashvili, un prooccidental y partidario del ingreso de su país en la OTAN, acusó a Rusia de cometer una "agresión" en territorio georgiano y demandó apoyo de EE.UU y de la comunidad internacional.

El pedido fue ignorado por Washington que, en cambio, planteó el alto al fuego en la región.

En la entrevista con CNN, Ivanov rechazó la impresión que se ha dado a la opinión pública estadounidense de que "el gran oso ruso atacó a una pequeña y pacífica Georgia, cuando, de hecho, la situación es y fue al revés".

Así, Ivanov acusó a Saakashvili de "romper su palabra" de jamás utilizar la fuerza para resolver disputas políticas, pero, según él, "mató a más de 2.000 de sus propios connacionales en Osetia del Sur".

Preguntado sobre si había alternativas a un conflicto armado, mediante negociaciones diplomáticas a través de la Unión Europea y EE.UU., Ivanov afirmó que, ante la inacción de la ONU, tuvieron "que urgentemente defender a la gente que sigue viva".

"Esa fue la opción, esa fue la decisión, y no tuvimos otra alternativa", aseguró.

Ivanov recordó que los habitantes de Osetia del Sur son todos ciudadanos rusos, donde han vivido durante siglos, y que ahora han sido desplazados por el conflicto de los últimos días.

"Pero estoy seguro de que regresarán, porque, de hecho, en la historia reciente, en el siglo pasado, los georgianos han llevado a cabo genocidio y limpieza étnica en dos ocasiones en los siglos XVIX y XX. Este fue el tercer intento de aniquilar, de eliminar por completo, a los ciudadanos de Osetia del Sur de su territorio", dijo.

Por otra parte, Ivanov descartó que Estados Unidos haya alentado de alguna manera al Gobierno de Georgia, después de que ambos países efectuaran maniobras militares conjuntas.

"A título personal, no creo que Estados Unidos haya alentado directamente al presidente Saakashvili a atacar y masacrar a miles de personas. No lo creo", aseguró el funcionario.

No obstante, consideró que Georgia es un "satélite" de Estados Unidos en la región, y al proveerle armas y capacitación militar, "quizá eso le dio a Saakashvili la impresión equivocada de que cualquier cosa que hiciera sería aguantado por la comunidad internacional y por EE.UU. en particular".