Publicado: 21.03.2014 14:56 |Actualizado: 21.03.2014 14:56

El ministro del Interior da un "no" rotundo al cese del director de la Guardia Civil por la tragedia de Ceuta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha negado hoy que su departamento se esté planteando el cese del director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, por la tragedia de Ceuta del mes pasado, como solicita el PSOE y la Izquierda Plural.

De forma tajante el titular de Interior ha contestado con un "no" a la pregunta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros sobre si se plantea el cese de Fernández de Mesa o "algún gesto" que permita un pacto de Estado en materia de inmigración con la oposición.

Un pacto que ha vuelto a reclamar porque se trata de un fenómeno "demasiado importante como para que las legítimas diferencias partidistas sean superadas con visión de Estado y sentido de la responsabilidad".

"Estoy convencido y espero y deseo que ese sentido de Estado se imponga frente a otras peticiones", ha añadido Fernández Díaz que ha justificado ese acuerdo en la necesidad de acudir a Europa con "una sola voz" para reclamar lo que es "justo": que las instituciones europeas se impliquen decididamente ante la presión migratoria que están sufriendo Ceuta y Melilla, fronteras de la UE.

Fernández Díaz ha recordado que las quince personas fallecidas en la playa ceutí no son la única tragedia ocurrida en los últimos años y "por desgracia nadie puede asegurar que sea la última". Estas declaraciones hacían referencia a la muerte de cinco personas en la valla de Ceuta, el 29 de septiembre de 2005 y 94 sufrieron heridas de gravedad.

"No se pidieron dimisiones ni se produjeron explicaciones", ha dicho el ministro quien ha señalado que entonces el PP solicitó los vídeos de esa tragedia, pero el gobierno, en ese momento el PSOE, alegó que la ley de protección de datos lo impedía. Cuatro años más tarde, a veinte metros de Lanzarote fallecieron en un cayuco 25 personas, 17 de ellas niños.

Por tanto, ha subrayado el titular de Interior, la tragedia de Ceuta "no es nueva". Lo que sí es nuevo -ha apostillado- es la respuesta del Gobierno con "absoluta transparencia", refiriéndose a la comparecencia que ofreció el ministro casi siete días después de la tragedia.