Público
Público

El ministro del Interior de México muere en un accidente aéreo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anahí Rama y Pablo Garibian

El joven secretario de Gobernación de México, Juan Camilo Mouriño, falleció el martes por la noche cuando el avión en el que viajaba se estrelló en una calle de Ciudad de México en plena hora punta del tráfico, dejando otros siete muertos, decenas de heridos y coches en llamas.

El aparato, un Learjet propiedad del Gobierno, se estrelló en la avenida Paseo de la Reforma, en un exclusivo barrio de la ciudad, a la hora en la que los mexicanos salían de sus oficinas.

Al menos ocho vehículos que circulaban por el lugar del siniestro quedaron calcinados y había restos humanos desperdigados a cien metros del lugar del impacto, aunque no se alcanzaban a ver grandes trozos de fuselaje entre los humeantes neumáticos.

El avión se dirigía hacia el aeropuerto internacional de la capital desde la ciudad de San Luis Potosí, en el centro del país, donde el ministro, de 37 años, participó en un acto oficial.

Mouriño, brazo derecho del presidente Felipe Calderón, viajaba con otras siete personas entre funcionarios y tripulación. No hubo supervivientes.

"Fue uno de mis más cercanos colaboradores y uno de mis mejores y más entrañables amigos", dijo Calderón en rueda de prensa.

"Su muerte me causa un enorme pesar, pero al mismo tiempo es para mí un motivo para pelear sin descanso y ahora más que nunca por los ideales que compartimos. Instruyo a mi equipo de trabajo a redoblar esfuerzos en la tarea cotidiana", agregó.

Por el momento no estaban claras las razones de la tragedia.

En el avión también viajaban el ex jefe antidrogas y hasta el martes miembro de la Secretaría de Gobernación, José Luis Santiago Vasconcelos, y el portavoz de la dependencia, Miguel Monterrubio, dijeron las autoridades.

Unas 40 personas resultaron heridas, según el alcalde de la capital, Marcelo Ebrard.

"Hacía años, más de veinte, que no me tocaba atender algo de esta magnitud", dijo el bombero Arnulfo García en medio de los postes de luz caídos, los coches calcinados y un edificio cuya entrada estaba destruida.

INVESTIGACIONES

Algunas informaciones apuntaban a que el avión comunicó a la torre de control una situación de emergencia sin mayores detalles y luego se cortó la comunicación. Otras versiones aseguran que no hubo ningún mensaje.

"El gobierno federal a mi cargo, en coordinación con las instancias competentes, realizará todas las investigaciones necesarias a fin de averiguar a fondo las causas que originaron esta tragedia", dijo Calderón.

El mandatario pierde a su cercano colaborador en un momento en el que el Gobierno mantiene una guerra contra el narcotráfico y se produce además tras el arresto en las últimas semanas de un capo de la droga del cártel de Tijuana y de varios policías de alto nivel que supuestamente colaboraban con el cártel de Sinaloa.

De acuerdo con algunos medios locales, el avión contaba con suficiente combustible y el día estaba despejado.

"Pudo haber sido de todo, desde una falla mecánica hasta un sabotaje. Hubo suerte de que cayó cerca de un parque porque pudo haberse estrellado contra los edificios", dijo Jorge Lara, vicepresidente de la Comisión Nacional de Búsqueda y Salvamento de Aeronaves Civiles de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte.

El avión cayó muy cerca de varias torres que albergan oficinas de los bancos HSBC, BBVA Bancomer y Scotiabank.