Público
Público

El ministro de Exteriores francés visita Birmania para observar las reformas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Alain Juppé, se encuentra de visita oficial en Birmania (Myanmar) para observar las reformas del Gobierno en el proceso para la democratización del país, informaron hoy los medios locales.

Juppé, que llegó ayer al aeropuerto de Rangún, tiene previsto entrevistarse con la líder opositora y nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, así como con el presidente, Thein Sein, que el viernes liberó a 651 reos, 302 de ellos prisioneros políticos, en una amnistía.

El ministro, la máxima autoridad francesa que visita Birmania en décadas, tiene previsto condecorar con la Orden Nacional de la Legión de Honor a Suu Kyi, que fue puesta en libertad en noviembre de 2010 tras pasar casi 15 de los últimos 22 años bajo arresto domiciliario.

Nada más llegar a Rangún, Juppé se entrevistó con un grupo de prisioneros políticos excarcelados el viernes y se hizo fotografiar con ellos en la embajada francesa.

Líderes y militantes de organizaciones políticas clandestinas y de agrupaciones estudiantiles, monjes budistas, periodistas y el jefe de una de las minorías rebeldes fueron liberados, entre otros presos comunes, dentro de la amnistía anunciada un día antes por el presidente.

Los presos liberados incluyen también al ex primer ministro y a su vez exjefe de los antiguos servicios de inteligencia militar, exgeneral Khin Nyunt, y dos de sus hijos, condenados en 2007 por corrupción.

Ese mismo día, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció que su país restablecerá plenas relaciones diplomáticas con Birmania con el envío de un embajador tras más de dos décadas.

En 1990, Estados Unidos retiró a su embajador y, desde entonces, el encargado de negocios fue el responsable de la misión diplomática en Rangún.

La amnistía de presos políticos y el alto al fuego entre el régimen birmano y la guerrilla de la etnia karen, anunciado el pasado jueves, impulsaron la decisión del Gobierno de Barack Obama, que inició el pasado noviembre un calculado acercamiento hacia un país que considera cada vez más democrático.

"He instruido a la secretaria de Estado Clinton y a mi Gobierno a tomar nuevos pasos para construir confianza con el Gobierno y el pueblo de Birmania, para que podamos aprovechar esta oportunidad histórica y esperanzadora", dijo Obama en un comunicado.

Según la Asociación para la Asistencia a los Presos Políticos de Birmania (Myanmar), hasta ayer permanecían encarcelados 1.572 reos políticos, incluidos unos 260 activistas de la Liga Nacional por la Democracia.

Es esta la cuarta amnistía decretada por el Gobierno desde que el pasado mayo asumió el poder.

Birmania, gobernada por una Junta Militar entre 1962 y 2011, atraviesa una etapa de transformación hacia una sociedad más abierta y plural después de más de medio siglo sometida a regímenes militares.