Público
Público

El ministro de Finanzas alemán bajo presión por el error contable del HRE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, se encuentra bajo presión debido al error de contabilidad cometido en el banco Hypo Real Estate (HRE), bajo control estatal, que, al descubrirse, redujo los pasivos de esa institución financiera en 55.500 millones de euros.

El Partido Socialdemócrata (SPD), el principal de la oposición, considera que Schäuble tiene que responder por lo ocurrido.

"Naturalmente la responsabilidad es de Schäuble, se trata de un banco estatal y no hay nadie más que pueda tener la responsabilidad", dijo el gerente del grupo parlamentario del SPD; Thomas Oppermann.

El Gobierno, en cambio, ha rechazado toda responsabilidad del ministro.

"El balance del HRE no lo hace el ministro de Finanzas", dijo un portavoz de la cartera saliendo así al paso de quienes piden explicaciones a Schäuble de lo ocurrido.

El mismo portavoz subrayó que el ministerio se toma muy en serio lo ocurrido, pero agregó que está convencido de que no volverá a ocurrir un error similar.

Schäuble hablará hoy por teléfono con los responsables del banco, a quienes ha citado el miércoles a su despacho.

El error, que se cometió en 2010, consistió en registrar doblemente pérdidas del banco y, al descubrirse, ha hecho que la deuda pública alemana bajara de la noche a la mañana en un 2,6 % del PIB, para quedar en un 81,1 %.

Al parecer, en el sistema informático del banco hubo una confusión entre diversas operaciones aritméticas lo que llevó al error de registrar como pérdidas aumentos de la cotización de títulos que poseía el banco.

Pese a que la súbita aparición de 55.500 millones de euros en principio es una buena noticia, las críticas predominan de momento sobre el júbilo.

"Espero que la cúpula del banco ofrezca explicaciones suficientes ante la comisión de presupuesto de este error inconcebible", dijo el experto en Finanzas del grupo parlamentario común de la Unión Cristianodemócrata y la Unión Socialcristiana, Hans Michelbach.

La suma en cuestión representa más de la cuarta parte del aporte alemán al Fondo Europeo de Estabilización Financiera y casi el doble del déficit previsto para este año, que es de 30.000 millones de euros.

El déficit no se reducirá por la descubrimiento del error debido a que el saneamiento del HRE se lleva a través de un presupuesto especial.